Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

22 de agosto de 2014

Viernes de la 20ª semana del Tiempo Ordinario

Viernes de la 20ª semana del Tiempo Ordinario
1. Preparación
Señor, aquí estoy delante de ti. Ayúdame a tomar conciencia viva de que tú estás conmigo siempre. Esté donde esté, tu presencia amorosa me envuelve. Dame tu gracia para que este rato de oración me sea provechoso. Que vea claro qué quieres de mí. Dame un corazón nuevo, que me guíe por tus caminos de amor. Me pongo en tus manos, Señor. Soy todo tuyo. Haz de mí lo que tú quieras. Amén.

Ahora lee despacio la Palabra de Dios y las reflexiones que se proponen. Déjate empapar de la Palabra de Dios. Si con un punto de reflexión te basta, quédate ahí, no prosigas.

2. La palabra de Dios
En aquel tiempo, los fariseos, al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos, formaron grupo, y uno de ellos, que era experto en la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba: "Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley?" Él le dijo: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser." Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo." Estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los Profetas." ( Mateo 22:34-40). 

1. Un fariseo pregunta a Jesús por el mandamiento primero, el más importante. La respuesta que da es la que todo judío conocía: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser." Es decir, con un amor total, que esté por encima de todo otro amor. Por eso en esto del amor a Dios siempre podemos ir a más. ¿Quién puede decir que el amor de Dios llena todos los recovecos de su corazón?... Hoy ¿puedo decir que Dios es mi único Señor, o tengo otros señores? Señor, no permitas que en mi corazón levante más altar que el tuyo. En el ámbito humano se dice: “amor sin trato, muere.” Lo mismo el amor a Dios. Si no frecuentamos el trato con el Señor,  si no alimentamos su amor mediante la oración y la escucha y meditación de su Palabra, ¿es extraño que se nos muera, y que la frialdad espiritual se apodere de nosotros? Señor, hazme ver claro que me creaste para ti, y mi corazón estará inquieto hasta que descanse en ti.

2. El mandamiento principal y primero, pues, amar a Dios. Pero Jesús añade un segundo mandamiento sobre el que no le han preguntado: “El segundo es semejante a él:  Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Era un mandamiento conocido también. Pero hasta Jesús nadie lo había atado indisolublemente al primero. Y en esto está la originalidad de Jesús, en la equiparación del primero y el segundo mandamiento.  Para él los dos son inseparables: no es posible amar a Dios con todo el corazón sin amar igualmente al prójimo. Si mi amor a Dios es verdadero, siempre me llevará a amar al prójimo. Y mi mayor entrega a Dios hará que me entregue más a los hermanos, y me interese más por remediar sus necesidades. Y cuando no sea así, “mal amor”, “falso y mentiroso amor” a Dios será el nuestro... Señor, que no me engañe; que mi amor al prójimo muestre la sinceridad de mi amor a Dios.

3. Desde niños conocemos estos dos mandamientos. Pero no basta conocerlos. Sólo salva lo que hacemos. Podemos decir que  hemos “escuchado” y “acogido” la Palabra de Dios, cuando la “hacemos vida”, cuando la ponemos por obra… El “Señor, Señor” –ya lo dijo Jesús- de poco vale… Señor, que hoy  “escuchemos y pongamos en práctica” los dos mandamientos del amor. ¡Cómo cambiarían nuestra vidas, nuestras familias y ambientes, si convirtiéramos en vida estos dos mandamientos, que “sostienen la Ley entera y los Profetas!”… Haz, Señor, que tu palabra de hoy hunda profundamente sus raíces en mi corazón. Que no sea palabra que admire sólo, sino que la viva.

3. Diálogo con Dios
A la luz de esta Palabra y estas reflexiones, pregúntate qué te pide el Señor... Háblale como a un amigo. Pídele perdón, dale gracias. … Escucha en tu corazón qué te dice el Señor. Pide que te ayude para poder llevar a la práctica los deseos que han surgido en tu corazón.

22/08/2014

No hay comentarios: