Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

9 de octubre de 2014

Nuestra Señora de la Buena Esperanza de Green Bay, Estados Unidos / Nuestra Señora de las Rosas de Heroldsbach, Alemania ( 9 de octubre)

Nuestra Señora de la Buena Esperanza de Green Bay, Estados Unidos ( 9 de octubre)

El 8 de diciembre de 2010, el Obispo aprobó la aparición;  anunció, que en base a las conclusiones de la comisión investigadora, aprueba oficialmente las apariciones marianas que tuvieron lugar en el sitio del Santuario de Nuestra Señora del Buen Socorro en Champion, Wisconsin, EE.UU. en 1859.
En la lectura de su decreto, el Obispo dijo: “Declaro con certeza moral y de acuerdo con las normas de la Iglesia que los eventos, apariciones y locuciones dados a Adele Brise en octubre de 1859 presentan la sustancia de carácter sobrenatural, y apruebo estas apariciones como dignas de fe (aunque no es obligatoria) para los fieles cristianos. “

Esta declaración hace que el Santuario de Nuestra Señora del Buen Socorro en Champion sea el primer y único santuario mariano en los Estados Unidos de una aparición aprobada de la Santísima Virgen María.
En 2009, el reverendo David L. Ricken, Obispo de Green Bay, abrió una investigación formal en la Iglesia sobre las apariciones que tuvieron lugar en 1859 en el sitio del Santuario de Nuestra Señora del Buen Socorro. Mientras que es una revelación privada, la tarea de la comisión fue revisar toda la información histórica sobre las apariciones, así como la vida de la hermana Adele y la prueba de su coherencia con la revelación pública custodiada por la Iglesia Católica.

 LA APARICIÓN DE LA VIRGEN A ADELE BRISE

En febrero de 1858, la Madre Inmaculada se manifestó y expresó su voluntad a Santa Bernardita en Lourdes, Francia.
Un año y ocho meses después, el 9 de octubre de 1859, la Reina del Cielo se manifestó a Adele Brise en Champion (Robinsonville), Wisconsin, EE.UU.
De acuerdo a la hermana Pauline LaPlant, a quien a menudo sor Adele contó su historia y coicidente con un folleto oscuro con el imprimatur del obispo Estanislao V. Bona de Green Bay d 1859, la Santísima Virgen se mostró a una mujer devota de 28 años, belga de nacionalidad, mientras se dirigía a un molino con un costal de trigo sobre la cabeza. María estaba de blanco entre dos árboles, y poco a poco se desvaneció, dejando una nube blanca después de ella.
Cuando Adele le dijo a sus padres, ellos se preguntaban si era una pobre alma que necesita oraciones.
El domingo siguiente, tuvo que pasar una vez más en su camino a la misa en la Bay Settlement, a unos diecisiete kilómetros de su casa. Esta vez, no estaba sola, sino acompañada de su hermana Isabel y una vecina, la señora Vander Niessen]. Cuando llegaron cerca de los árboles, la misma señora de blanco se encontraba en el lugar donde Adele había visto antes. Adele se asustó de nuevo y dijo, casi en tono de reproche: “¡Oh, no, es esa señora otra vez.”
Adela no ha tuvo el valor para seguir adelante. Las otras dos no vieron nada, pero sabían por la mirada de Adela que tenía miedo. Pensaban también que podría ser una pobre alma pidiendo oraciones necesarias. Esperaron unos minutos, y Adele les dijo que se había ido. Había desaparecido como la primera vez, y lo único que podía ver era un poco de niebla y una nube blanca.
Después de la misa, Adele fue a confesarse y le dijo a su confesor cómo se había asustado al ver a una dama de blanco. Él Padre William Verhoef le había mandado a no tener miedo, y hablar con él de esto fuera de la confesión. El padre Verhoef le dijo que si se tratara de un mensajero celestial, ella lo vería otra vez, y no le haría daño, y que pida en nombre de Dios quien es y lo que se desea de ella. Después de eso, Adele tenía más valor. Ella regresó a casa con sus dos compañeras, y un hombre que estaba limpiando la tierra de los Padres de la Santa Cruz las acompañó.
Cuando se acercaron al lugar sagrado, Adele pudo ver a la hermosa dama, vestida de un blanco deslumbrante, con una banda amarilla alrededor de su cintura. Su vestido caía a sus pies en graciosos pliegues. Tenía una corona de estrellas alrededor de su cabeza, y su largo pelo rubio ondulado caía ligeramente sobre los hombros. Una luz celestial brillaba a su alrededor tanto que Adela no podía mirar hacia atrás de su dulce rostro. Abrumada por esta luz celestial y la belleza de su amable visitante, Adele cayó de rodillas.
“’En nombre de Dios, ¿quién eres y qué quieres de mí?”preguntó Adela, como le había sido indicado.
“Yo soy la Reina del Cielo, que reza por la conversión de los pecadores, y yo deseo que tu hagas lo mismo. Has recibido la Sagrada Comunión esta mañana, y eso es bueno Pero debes hacer más. Hace una confesión general, y ofrece la comunión por la conversión de los pecadores. Si no se convierten y hacen penitencia, mi hijo estará obligado a castigarlos”
“Adele, ¿quién es?”, Dijo una de las mujeres. “¿por qué no podemos verla como lo hace?” dijo la otra en llanto.
“Arrodillense”, dijo Adele,“la Señora dice que ella es la Reina de los Cielos”.
 Nuestra Señora se volvió, miró cariñosamente a ellos, y dijo:“Bienaventurados los que creen sin ver. ¿Qué estás haciendo aquí en la ociosidad … mientras tus compañeras están trabajando en la viña de mi hijo?”
“¿Qué más puedo hacer, querida señora?” dijo Adele, llorando.
“Reúne a los niños en este país salvaje y enseñales lo que deben saber para la salvación”
“Pero, ¿cómo va a enseñarles quien sabe poco de lo mismo?” respondió Adela.
“Enséñeles”, respondió su radiante visitante,”el catecismo, como hacer el signo de la Cruz, y cómo acercarse a los sacramentos, es lo que quiero que hagas. Ve y nada de miedo. Yo te ayudaré
La manifestación de la Virgen luego levantó las manos, como dando una bendición para aquellos a sus pies, y se desvaneció lentamente, dejando a Adele abrumada y postrada en el suelo.
Cuando la noticia sobre la visión de Adele Brise de la Santísima Virgen se extendió, la mayoría de la gente creyó en la historia y se sorprendió. Algunos consideraron el caso como un delirio demencial. Adele Brise, sin embargo, consideró la misión de catequizar a los niños y amonestar a los pecadores de Bay Settlement. En honor a la supuesta aparición, el padre de Adela erigió una capilla improvisada cerca del punto de visión de Adele.

 HISTORIA DE ADELE BRISE

Adele Brise nació en Dion-le-Val, en la provincia belga de Brabante, el 30 de enero de 1831. De niña, Adele fue involucrada en un accidente con la lejía que resultó en la pérdida de un ojo. A pesar de esta desventaja y una educación pobre, Adele era conocida por su personalidad encantadora y acogedora, ferviente piedad, simples formas religiosas, y confianza en la intercesión de la Bienaventurada Virgen María.
“Ella y varios de sus compañeras había prometido a la Virgen en ese momento onvertirse en religiosas y dedicar su vida a las misiones extranjeras. Las otras chicas siguieron a su vocación. Por esa razón, Adele se sintió tan triste cuando la Santísima Virgen le dijo: “¿Qué estás haciendo aquí en la ociosidad, mientras que sus compañeros están trabajando en la viña de mi hijo?” Hermana Paulina. 
Antes de salir de Europa, Adele habló de su mezcla de emociones con su confesor, quien le dijo que obedeciera a sus padres y se uniera a ellos en su traslado a Estados Unidos, diciendo: “Si Dios lo quiere, tu te convertirás en una hermana en Estados Unidos. Ve, voy a orar por ti.”
Incluida en la ola de emigración de Bélgica a la zona de la península de Green Bay durante la década de 1850 estaba la familia Brise. Lambert y Marie Catherine Brise dejaron Bélgica a principios de junio de 1855 con sus cuatro hijos, incluyendo a Adele Joseph Brise de 24 años de edad. Después de un viaje de siete semanas, la familia Brise llegó a Nueva York, y luego se aventuró hacia el oeste hacia Wisconsin. En agosto de 1855, los Brise compraron 240 acres de tierra en la ciudad de Red River.
Al trasladarse al nuevo mundo, Adele obedientemente llevaba el peso de la vida de los pioneros. Pero, de acuerdo a la hermana Pauline, a regañadientes Adela dejó su Bélgica natal para venir a América, porque tenía la intención de unirse a una comunidad religiosa en su país natal, donde había hecho su Primera Comunión.
Luego de la aparición de la Virgen, Adele estaba tan convencida por su encuentro con la Santísima Virgen que, desde el momento de la visión hasta su muerte, ella dedicó su vida a la obra que la Virgen María le encargó llevar a cabo. Así pues, con confianza en la promesa hecha a ella por la Santísima Virgen María, Adela Brise comenzó catequizar a los niños y amonestar a los pecadores de Bay Settlement y Green Bay Peninsula.
Condiciones climáticas, fatiga, falta de educación, los peligros del entorno, y el ridículo, no impidieron a Adele cumplir con el pedido de Nuestra Señora. Adele se atrevería a recorrer de arriba a abajo la península, a cincuenta millas de su casa, para llevar a cabo su misión.
En 1865, el reverendo Philip Crud fue nombrado pastor de la colonia belga. Impresionado con la sinceridad de Adele y el éxito de su trabajo, el padre Crud aconseja a Adele reclutar ayuda para su misión. Él le instó a hacer un llamamiento por fondos, y para construir un convento y una escuela, para los necesitados de instrucción religiosa. Enlistar a otros en sus esfuerzos permitiría a Adele conservar su salud y fuerza.
Con una carta de recomendación del padre Crud, Adele y un acompañante de habla Inglesa, la Hermana Margarita Allard, empezaron a solicitar fondos alrededor de Green Bay Peninsula. Un encuentro individual de Adela y Margarita en sus viajes de recaudación de fondos fue con Eliza Allen Starr, autora del libro Santos Patronos. Starr escribe su reunión con Adela en el libro:
“En uno de los días más calurosos de este verano pasado, al entrar en mi salita, vi a dos mujeres sentadas allí, vestidas con batas de sarga negro y capas y sombreros. Ellos eran de berège negro con tiras finas de cartón, para hacer sobresalir la cara. Le daba un aire de humildad rústico a su traje. Les di la bienvenida como ‘Hermanas’ de un orden desconocida para mí, y encontré que sólo la más joven podía hablar Inglés, pero una carta en en frances del Rev. Padre P. Crud de Robinsonville (Champion), cerca de Green Bay, en Wisconsin, me dio una pista sobre el misterio delante de mí. Se me presentó a la hermana Adele, una humilde mujer belga a quien se había concedido, sin duda, una aparición de la Santísima Virgen, dejando que ella me diga, a través de su joven intérprete, la historia de sus gracias y de sus labores. 
“… La hermana Adela no tenía” precio” por la enseñanza … no había facturas de matrícula a sus alumnos, incluso al final de todo un año, sus padres estaban contentos de enviar a sus hijos a una escuela gratuita. Una vez iniciado, no hubo falta de escolares, y muy pronto, Adele se encuentra que el local era demasiado pequeño para su escuela. Entonces, esta valiente mujer se comprometió a pedir, a las comunidades más favorecidas, el dinero necesario para la construcción de una escuela más grande, una capilla, y, por último, para levantar una casa para las religiosas, a quien espera convencer para ayudarla en su gran trabajo. Fue en esta misión que había venido a nuestra ciudad, donde las iglesias y las escuelas y hermandades florecen, y hubo pocos corazones en los que su pedido fuera  desatendido … Sor Adele todavía no pertenece a ninguna orden religiosa, pero si alguna vez lo hace, espero que lleve su simple sombrero como un memorial de la vestimenta rústica con la que conoció a la Reina de los ángeles y los santos, y recibió su misión para enseñar a los más pequeños de la “familia de la fe.”
La solicitud persistente de financiación y mantenimiento fue muy positiva, y en 1867, la escuela estaba en funcionamiento. La recaudación de fondos de Adele consistió no sólo en recaudar fondos para proyectos de construcción y financiamiento de la educación, sino también en busca de sustento. Adele les pidió a los agricultores locales las hortalizas, granos y carne. La confianza de Adela en la promesa de María no vaciló. Incluso cuando las hermanas de Adela no sabían de dónde sacar la comida del día, la hermana Adele se reunía con sus compañeras en la capilla para rogar por la ayuda de María, mientras los niños estaban en la cama. Antes de la mañana, alguien invariablemente dejaba una bolsa de harina o el suministro de carne a la puerta. Muchos pensionistas traian suministros del hogar como un medio de compensación por su educación a las Hermanas.
Siguiendo el consejo del Padre Crud, Sor Adele buscó y obtuvo la ayuda necesaria para el funcionamiento de una escuela y un convento. Adele solicitó la ayuda de la Hermana María Gagnon, quien fue el primer maestro de la escuela, y Margarita Allard, conocida cariñosamente como “la hermana Maggie”, quien se desempeñó como asistente de la hermana Adele durante 20 años. Adele enseñaba religión a los niños de habla francesa y belga.
Después de un accidente en el que fue arrojada desde un carro cuando se dirigía a una misa en Champion, la hermana Adele experimentó sufrimiento físico continuo hasta su muerte. Adele pronto pasó las obligaciones de administración de la capilla y la escuela a la Hermana Maggie Allard. Después de la muerte de la Hermana Maggie en febrero de 1890, y enferma Sor Adele, coloca en la gestión de la casa a la hermana Marie Madeleine, una mujer joven que se unió al grupo de la hermana Adele en 1888. Esta decisión desalienta a las miembros mayores de edad, causando que más de la mitad de ellas la abandonen. Seis años más tarde, el grupo de las hermanas de Adela estaba reducido a tres, y la escuela muy disminuida en número. Cerca del momento de la muerte de sor Adela, la hermana Paulina se reunió con su mentora por última vez.
“Entramos en la capilla y rezamos. Todavía puedo ver la mirada tranquila, serena y feliz sobre la faz de la buena hermana como si una luz del cielo brillara sobre ella.” 
El 5 de julio de 1896, Sor Adele Brise pronunció sus últimas palabras: «¡Qué alegría por lo que se me dijo. Vamos a entrar en la casa del Señor”.
Ella murió ese día, y fue enterrada cerca de la capilla. Una sencilla lápida lleva la siguiente frase en francés: “Sagrada Cruz, bajo tu sombra yo descanso y espero. Sor María Adela Joseph Brise. Murió el 5 de julio de 1896, a la edad de 66 años.” 
Sor Paulina recuerda a su amiga y maestra, la hermana Adela, en este extracto de una carta que escribió 11 años después de la muerte de Adela:
“La querida hermana tuvo mucho sufrimiento por algunos malentendidos, especialmente del clero, pero todo esto era para hacerle sentir que este no es nuestro verdadero hogar, y ella lo tomó de buena fe. Yo nunca oí a ella decir  una palabra desamable en su contra. Ella fue siempre caritativa y obediente. Su trabajo prosperó, y ella hizo una gran cantidad de buenas obras … Querida hermana Adele, desde tu hogar feliz arriba, acuérdate de nosotros.” 
Más de un centenar de años después de su muerte, laicos y catequistas religiosos continúan en el camino de la hermana Adele Brise en la continuación de su misión de inculcar los principios cristianos de la vida, la fe y la adoración en nuestra juventud católica.

 UN FURIOSO INCENDIO Y EL MILAGRO DE LA VIRGEN

En 8 de octubre de 1871un gran incendio de Peshtigo se extendió en Green Bay, Adele y los residentes en la zona caminaron alrededor de la capilla durante toda la noche rezando el Rosario y cargando la estatua de María. Todo fuera de dicha zona de dos hectáreas se quemó.
La catástrofe destruyó enormes franjas del noreste de Wisconsin y alto Michigan y de hecho fue el peor incendio forestal registrado en la historia americana. 1.2 millones de acres – 1.850 millas cuadradas (del tamaño de Rhode Island) – se habían consumido, y hubo dos mil muertos. Fue descrito en algunas partes como “un muro de llamas, de una milla de alto, cinco millas de ancho, viajando de 90 hasta 100 kilómetros por hora, más caliente que un horno crematorio, convirtiendo la arena en vidrio.”
El fuego fue tan intenso que envió cenizas de varios kilómetros sobre las aguas de Green Bay. Un testigo llamado Edward J. Hall de la cercana Oconto recordó “bolas de fuego se observaban que caer como meteoros en diferentes partes de la ciudad [Peshtigo], incendiando todo lo que tocaba. En ese momento toda la población se despertó alarmada, presa del pánico. Los hombres y las mujeres tomaron a sus hijos y corrieron hacia el río. 
“Con la inhalación de aire ardiente, cientos cayeron en el río, mientras que muchos cayeron a pocos metros del río. Los que llegaron al río se arrojaban agua y ponían paños húmedos en la cabeza, e incluso se mantuvieron bajo el agua tanto como podían, y sin embargo, fueron quemados hasta la muerte. “ 
Algunos de los que buscaron refugio en estanques o pozos, fueron hervidos hasta la muerte.
Sorprendentemente, milagrosamente, Adele, que estaba en el corazón de ello, se escapó. Buscando refugio en la capilla, ella y otros agricultores, monjas y compañeras vieron como el fuego ardía en todas direcciones.
“La capilla estaba llena de personas afectadas por el terror, suplicando a la Madre de Dios para salvarlos, muchos lamentos en voz alta por su miedo. 
“Llenos de confianza, ellos entraron en la capilla, con reverencia levantaron la estatua de María, y de rodillas, la llevaron en procesión alrededor de su querido santuario. 
“Cuando el viento y el fuego los exponía a la asfixia, ellos daban vuelta en otra dirección, y continuaban la esperanzada plegaria, rezando el Rosario. 
“Después de horas de horror y suspenso, el cielo envió ayuda por medio de un aguacero. El fuego fue extinguido. Cuando asomó la mañana siguiente, todo estaba destruido. Había, literalmente, una desolación de kilómetros. 
“Pero el convento, la escuela, la capilla, y los cinco acres de tierra consagrados a la Virgen María brillaban como una isla esmeralda en un mar de cenizas”, señala un panfleto. “El fuego furioso lamió la empalizada exterior y dejó sus cicatrices como recuerdo carbonizado de las lenguas de fuego que habían llegado a la valla de la capilla, y amenazaron con la destrucción a todos dentro. Pero el fuego no había entrado en el terreno capilla.” 
Todos los años, el 8 de octubre la gente recrea la procesión en el Santuario También hay una gran procesión y misa al aire libre el 15 de agosto, la fiesta de la Asunción de María al Cielo.

 EL SANTUARIO

Rodeado de granjas lecheras y los campos de maíz, avena y soja, El Santuario de Nuestra Señora del Buen Socorro se encuentra con humildad, pero sin embargo majestuoso, en un lugar tranquilo y hermoso de la población rural del Nordeste de Wisconsin.
La Capilla del Santuario fue la primera casa de culto en el asentamiento belga y todo comenzó cuando el padre de Adela de Brise erigió un oratorio de 10 pies por 12 pies cerca del lugar de la visión de Adela a la Santísima Virgen. Una pequeña imagen del Corazón Inmaculado de María, dado a Adela por el Padre William Verhoef, fue el único adorno de esta capilla provisional.
Con la propagación de la noticia de las apariciones, los peregrinos llegaron casi a diario al oratorio, por lo que es evidente que la estructura era demasiado pequeño para dar cabida a los fieles. En 1861, los colonos con la ayuda del padre de Adela, Lambert Brise, y una donación de la Sra. Isabel Doyen de cinco hectáreas de tierra alrededor de la loma santa, se construyó una capilla de 24 pies por 40 pies. De acuerdo a la empresa Kewaskum, el edificio era capaz de contener sentadas cerca de 100 personas; en la inscripción sobre la entrada de la capilla se puede leer. “Notre Dame de Bon Secours, Priez pour nous”.
En una de las paredes de la capilla mayor se colgaron ocho muletas, diciendo que los lisiados habían sido curados de su cojera a través de la acción de la Virgen, y que son considerados testigos presentes de su poder.
A pesar de la falta de reconocimiento oficial por la diócesis de la aparición, y debido a las mayores demandas, se dio orden pastoral en 1880 para la construcción de una nueva y más grande capilla, la escuela y el convento. La nueva capilla de ladrillo fue construida directamente sobre los árboles en el lugar donde la Virgen se apareció a Adele. La nueva capilla fue dedicada oficialmente con la bendición del Obispo Krautbauer, en octubre de 1880.
No pasó mucho tiempo después que la nueva capilla de ladrillo recibiera los fondos necesarios para construir un nuevo convento y escuela. Con la limosna en 1885 una nueva casa fue construida. Era un edificio grande y bien equipado para el fin que se necesitaba. Además de un gran sótano con cocina, despensa y comedor para dos hermanas y los niños, tenía en el primer piso un salón de clases y sala de juegos para los niños, una sala de estar y un dormitorio para las hermanas y una sala. En el segundo piso era el dormitorio de los niños ” Odile Allard
Dos importantes rectores vinieron a la capilla y la escuela en la primera década del siglo XX. En 1902, cuando las Hermanas de San Francisco de Bay Settlemen fueron invitadas a la administración de la capilla y la escuela, la hermana Pauline LaPlante fue elegida para guiar la escuela y el convento. La misión siguió durante 24 años hasta su muerte. En 1908, el Reverendo Milo Smits fue nombrado párroco de la parroquia y capellán del Santuario. Smits sirvió durante 42 años guiando al Santuario a través de un cambio dramático.
A finales de la década de 1930, ha quedado claro que, una vez más, la capilla era demasiado vieja y pequeña para manejar el creciente número de peregrinos que se dirigían al santuario. El padre Smits hizo un llamamiento al Obispo Rhode, diciendo que si la gente daba algunas pruebas de la iniciación de un programa de construcción, la Virgen se encargaría de los fondos que vendrían. Así que el obispo inició los planes para la construcción de una capilla actualizada, contribuciones abundantes llegaron, ¡y la garantía del padre Smits de la ayuda de Nuestra Señora se confirmó!
Una nueva y más grande capilla de ladrillo rojo estlio Tudor Gótico con 300 asientos, y 47 pies por 118 pies en sección principal y un ala de 47 pies que flanqueaba un lado del santuario, se completó en mayo y dedicó en julio de 1942.
Al describir el interior de la Capilla, Laurie J. Buckeye, en un artículo de julio 2001 en el National Catholic Register, escribió:
“… miramos cuidadosamente alrededor del altar, estatuas, y ventanas con vitrales. Una estatua de María con el niño Jesús se levantó detrás del altar. Una luz se despliega por encima de ella, la cual, con la luz baja de la iglesia, enfatiza su belleza. Angeles arrodillados ante María y Jesús. Estatuas de muchos santos en ambos lados del altar. La original capilla de 10-por-12 debe haber sido un buen contraste. 
“El santuario de Nuestra Señora en la cripta incluye un altar que se levanta sobre el lugar de las supuestas apariciones … velas devocionales y reclinatorios rodean el santuario. Hermosos vitrales de colores que representan al Sagrado Corazón de Jesús y la Asunción de la Bienaventurada Virgen María fueron rescatados de la capilla de 1880. Ex votos de muletas, bastones y aparatos ortopédicos contra una pared al lado de un de la estatua de Jesús muerto en brazos de María. “
En 1970, los edificios de la Capilla se convirtieron en una casa de retiro, la Casa de Oración se utiliza para dirigir grupos de estudio de las Escrituras, para las parroquias locales, el ministerio de la juventud del área, y retiro para la comunidad católica y las parroquias protestantes de la zona, y para retiros de las Hermanas en el verano.
En 1992, la responsabilidad de la conservación del Santuario de Nuestra Señora del Buen Socorro se le dio temporalmente a las Hermanas Carmelitas Descalzas, una comunidad de clausura, que estableció el Monasterio del Santo Nombre de Jesús, a petición del entonces obispo Adam Joseph Maida.
Hoy en día, el Santuario de Nuestra Señora del Buen Socorro se encuentra bajo la tutela de la Diócesis de Green Bay. Y sigue siendo lo que era cuando la original capilla de madera fue erigida en 1861 en el sitio de la visión de la hermana de Adela: un recordatorio de que la educación religiosa de nuestros jóvenes es la base de un hogar cristiano, y un edificio construido para honrar a Dios, confiar en el poder increíble y real de la oración, y para recordar al pueblo de Dios el mensaje que Él envió a través de María a Adela Brise en ese mismo lugar en 1859.
El santuario está situado en el Condado de la Carretera K, 17 kilómetros al noreste de Green Bay y seis kilómetros al este de la intersección de la Carretera Estatal 57, cerca de la ciudad de Champion.
Fuente: Shrine of Our Lady of the Good Help in Green Bay  y otras

Nuestra Señora de las Rosas de Heroldsbach, Alemania 



Las numerosas apariciones y visiones de las siete niñas videntes de Heroldsbach (ubicado 35 km al norte de Nuremberg) empezaron el 9 de Octubre 1949 con un símbolo verde y reluciente “JSH”: la divina Trinidad, sobre los abedules. J significó “Jahwe”, H “Hyos” (en griego: hijo) y S “Spiritus Sanctus”.
Las principales videntes fueron cuatro niñas de edades comprendidas entre los diez y once años (Kuni Schleicher, Grete Gügel, Erika Müller, Marie Heimann), a las que se añaden más tarde tres más (Betty Büttner, Antoine Saam, Irma Mehl).
Sin embargo, estas no fueron las únicas videntes. Otras trescientas personas dan testimonio de las apariciones, incluso el párroco de la ciudad acogió con beneplácito el anuncio de estos fenómenos sobrenaturales.
En ese momento se manifestaron en Heroldsbach visiones, profecías y mensajes marianos, e incluso un prodigio solar. Los acontecimientos sobrenaturales duraron hasta 1952
El día 9 del noveno mes de las apariciones, la Madre de Dios manifestó su título para Heroldsbach como “la Reina de las Rosas”. 
A partir del tercer día de las apariciones la Madre de Dios portaba al Niño Jesús en su brazo izquierdo. Hasta el 31 de Octubre 1952 la Santa Virgen María se mostraba a menudo con un vestido azul y una corona de oro. Insistía en sus deseos de rezos, penitencia y expiación.
Desde el 13 de Enero 1950 la Madre de Dios salía de su lugar sobre los abedules y venía frecuentemente a las niñas videntes. Tenían el permiso de tocar su cuerpo y manos y podían constatar su presencia real combinado con un flujo de energía. Además podían tocar y portar el Niño Jesús quien más tarde venía también de joven, adulto salvador, corazón sagrado, buen pastor y redentor de la cruz.
 PRIMERA APARICIÓN (9 DE OCTUBRE DE 1949)
Las cuatro niñas (Kuni, Grete, Erika y Marie) habían ido al bosque de abedules para recoger hojas coloridas de otoño. Si bien ellas estaban absorbitas en la elección de las más bellas hojas, descubrieron en un arbusto una tabla con la inscripción “IHS”, y sorprendidas comenzaron a preguntarse lo que podría significar la escritura, cuando de repente apareció una dama vestida de blanco como una monja.
Las chicas de inmediato reconocieron a la Madonna en aquella figura.Dijeron que la figura parecía ser “transparente”. Las jóvenes informarán de la visión a su párroco, Johannes Gailer que, tras haberse mostrado escéptico y haber examinado cuidadosamente el caso, comenzó a convencerse de la veracidad de las apariciones.
Cuatro días más tarde, la visión se apareció de nuevo en la colina y se encontraron nuevamente delante de la figura.
“¿Qué quieres?” preguntaron a la Señora.
Ella dijo lentamente: “La gente debe orar fervientemente” y apenas pronunciadas estas palabras Maria Santísima las bendijo y desapareció.

Una de las niñas expresa el sentimiento que tuvo al describir la voz de la Santísima Virgen, “Yo no sé si esta voz estaba dentro o fuera de mí”.

Ocho días más tarde se manifestó una nueva aparición. Tras el consejo de un religioso, Johannes M. Heer, las videntes preguntaron a la Santísima Virgen: “Amada Madre de Dios, para que te has aparecido a nosotras?”.
Madonna respondió: “Voy a instar a la gente a la oración y la penitencia … la gente debe orar con perseverancia “.
Las niñas entrevistadas por separado dijeron todas lo mismo.

La noticia de los acontecimientos, aunque muy difusa, dirigió al lugar a miles de visitantes. El Arzobispado advierte a los fieles que van en peregrinación a Heroldsbach, pero a pesar de eso igual llegaban sesenta mil visitantes en un día.
El 31 de octubre, el prof. Walz pidió a las videntes preguntar a la Virgen:Amada Madre de Dios, has sido acogida con tu cuerpo en el cielo?”.
Ella respondió: “Sí, pero he permanecido como una pequeña sierva”.

 EL PRODIGIO SOLAR (8 DE DICIEMBRE DE 1949 – FIESTA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN)
El párroco de Heroldsbach, Johannes Gailer, escribe en su informe: “El 8 de diciembre de 1949 había celebrado una procesión: al regreso vi multitudes de varios miles de personas que miraban sorprendidas al cielo y llamaron mi atención hacia el sol, cuando también “Miré y vi al disco solar hacer un movimiento como que caía a la Tierra y, a continuación, volver a su posición original.
Este cambio era totalmente inexplicable en términos “naturales”. Notamos una aureola alrededor del sol, mientras que estaba por “caer”, una gran corona de rosas.

Antonie Saam vio en el sol a la Madre de Dios con el Niño en sus brazos. El prodigio duró alrededor de media hora. Estábamos cinco sacerdotes presentes en el fenómeno. Nunca podré olvidarlo.”
Después de la visión sobrenatural, las videntes fueron interrogadas individualmente, y coincidieron de que fueron testigos de una aparición de la Madonna en el sol y en las “piruetas del sol”, y que le escucharon decir: “Esto lo hice para que los que no creen, crean.”
El mismo día, el arzobispo de Bamberg también expresó una opinión positiva acerca de los fenómenos que ocurrieron.
 LAS VISIONES DE 25 DE DICIEMBRE DE 1949
En este Día de Navidad más de cuatro mil peregrinos confluyeron en el escenario de las apariciones. La Virgen y el Niño aparecieron en el lugar habitual y las niñas también, y les dijo: “Los hombres deben hacer más penitencia y orar con perseverancia en el tiempo de Navidad, la gente debe dar más culto a la Sagrada Familia y rezar cada día el Santo Rosario. Además, deben practicar todos los días la contemplación al Corazón de María Santísima .. “
Después de esta breve aparición bendijo a las jóvenes y les mostró diversas visiones durando hasta las 19 horas el fenómeno. Las videntes informaron del contenido de lo que habían visto: la Sagrada Familia en la huida a Egipto, la Anunciación del Angel a María Santísima y la cueva donde nació el niño.
Mucha gente parecía visiblemente emocionada con lo descrito por las niñas, la impresión en los espectadores fue muy grande. Todos creían que las niñas hablaban de cosas más grandes que ellas y que no lo podrían haber aprendido de alguien en la vida cotidiana en la tierra.
 LAS APARICIONES DE LA PRIMAVERA DE 1950
Otras apariciones y mensajes breves de Nuestra Señora se llevaron a cabo en intervalos irregulares de tiempo.
La Santísima Virgen tomó a menudo las manos de las videntes, de manera que no sólo podían ver y escuchar, sino también percibir el contacto.
El 9 de febrero las videntes vieron a la SS. Tinidad en el cielo, entonces dijeron: “Eso es lo mejor que hemos visto en la vida, sería maravilloso si todos pronto pudiéramos ir a los cielos.”
En mayo de 1950 una mujer tuvo una visión de los desastres mundiales causados por la bomba atómica. En las visiones también le mostraron que no había más automóviles ni aviones, ni tampoco luz artificial. Vio las ciudades y pueblos inundados por las olas del mar. La comida envenenada en gran medida, pero la gente comía lo mismo y fallecía de violentos espasmos.

LAS APARICIONES DE OTOÑO DE 1950
Desde 1950 la Madre de Dios apareció a menudo en un amargo llanto e instó a los fieles a la oración y la expiación para suavizar el Santo Corazón de Jesús y evitar las grandes catástrofes que estaban a punto de caer en el mundo.
Maria SS. ahora aparece como la Reina del Cielo, con manto azul y corona de oro. En la aparición de septiembre 26 enseñó a las videntes la siguiente oración: “Oh María, déjanos estar bajo tu manto azul, refugio seguro de las ruinas”.

En la noche del 1 de noviembre de 1950, se proclamó el dogma de la Asunción de Nuestra Señora en el cielo, la Santísima Virgen se mostró a trescientos adultos con una corona negra del Santo Rosario según testimonio de la aparición de muchos testigos oculares.

 APARICIÓN DE 13 DE MARZO DE 1951
Apareció Nuestra Señora con el Niño Jesús a las videntes, en torno a las cuales había muchas personas. La SS. Virgen estaba rodeada por una gran legión de santos. Los Santos bendijeron a los videntes en sus manos. “Para asegurarse de que sus manos no hagan actos impuros”, dijeron.
Luego añadió“Ustedes siempre deben guardar en los ojos a la Virgen, al Niño Jesús y a los santos, no deben nunca ceder ante el cuerpo y sus sentidos, en el Juicio todo será revelado, el bien y el mal. El cielo se ha abierto sobre este lugar, pero pronto se cerrará de nuevo”. Esta fue la respuesta a las niñas sobre el significado de la mano.
OTRAS VISIONES Y APARICIONES
Tiempo después las videntes narraron algunas historias de santos y mártires del cristianismo primitivo, incluso, antiguas historias dejando estupefactos a los que escuchaban. El párroco se sorprendió mucho, porque las niñas a esa edad no podían saber estos detalles prácticamente desconocidos para la mayoría de los estudiosos, religiosos y teólogos.
Las videntes tienen otras apariciones de María SS. y Jesús el 6 de mayo de 1951, el 13 y 15 de junio. Entre estas, una en la que la Santísima Virgen acogió a todos los presente bajo su manto celestial pidiéndoles que lo llevaran puesto.
Mostró luego algunas apariciones mas, una de ellas donde Maria SS., vestida de blanco, apareció al lado del trono de oro de Dios, con el cetro y la corona, y dijo, “vuestra plegaria penetra en el cielo, sereis ayudados. Hay muchas nubes negras en el cielo: oren, oren, oren.”
 EL DÍA DE LA PARTIDA DE MARIA SS. Y EL FINAL DE LOS FENÓMENOS (31 DE OCTUBRE DE 1952)
Las videntes habían sido preparadas por la Madonna para el día de la partida desde el 9 de octubre. A las 15 hs. ya había reunidos allí muchos creyentes. Apareció Nuestra Señora con el Niño Jesús, como lo había prometido, y dijo: “Nosotros no hemos venido a hacer milagros, sino para insistirles a Uds. a la plegaria y la expiación. Continúen rezando en esta colina aún cuando nosotros no aparezcamos mas”.
Luego las niñas vieron veinte Ángeles y otros vestidos de rosa, rojo y azul, algunos santos se convirtieron en visibles para las videntes: Santa Teresa del Niño Jesús, Santa Bernardita, Gemma Galgani, Isabel de Turingia, Juan Nepomuceno y San Antonio de Padua.
Se escuchó también una dulce melodía del coro angelical elevarse en el aire. Las videntes, que habían comenzado a cantar con el coro celestial, fueron acompañadas a su vez por el coro de los peregrinos.
Santa Teresa dijo, “Estamos encantados de ver a tantos peregrinos cantar con todo el corazón. Tened confianza en nuestra ayuda y seguid rezando, incluso si no nos ven más, los veremos desde el cielo”.
A las 23hs., en la noche, por último, la Virgen apareció a las videntes y despidiéndose dijo, “Esta es la última llamada a los hombres. Rezad con los sacerdotes, todos de rodillas para la salvación de la humanidad. Cada hijo podrá extender su mano hacia mí y hacia mi Hijo amado, cuando quiera”.
Con estas palabras la Virgen desapareció en una línea brillante, mientras que los ángeles desplegaron en toda la inmensa montaña el inmenso manto azul claro de la Madre del Redentor del mundo. El manto era internamente de color rojo-azul, y externamente orlado con un dobladillo de brocado. Un majestuoso manto para simbolizar la protección poderosa de la Madre de Dios a toda la humanidad.
 APARICIÓN DE SANTOS Y MILAGROS
Muchos ángeles y santos también aparecieron, sobre todo San José.
Los principales fueron: Padre Pío X (eucaristia), Hermano Klaus y Teresa de Lisieux (humildad), Maria Goretti y Aloisius (castidad), Antonio y Kreszentia Höß (contra la amenaza demoníaca).
Lista de Santos de la Península Ibérica o Latinoamérica  aparecidos en Heroldsbach: Antonio (1195 Lisboa – 1231 Padua), Fernando III de Castilla y León (1199 – 1252), Ignacio de Loyola (1491 Loiola/País Vasco – 1556 Roma), Teresa de Ávila (1515 Ávila – 1582 Alba de Tormes/Salamanca), Juan de la Cruz (1542 Fontiveros/Ávila – 1591 Úbeda), Francisco de Xavier (1506 Javier/Navarra – 1552 Sanchón/China), Rosa de Lima (Isabel Flores, 1586 Lima/Perú – 1617 Lima/Perú), Francisco de Fátima (1908 Aljustrel – 1919 Aljustrel), Jacinta de Fátima (1910 Aljustrel – 1920 Lisboa), Franzelus (100 Lisboa – 12.5.175 Irlanda), Fauremus (105 – 155, costa/montaña, martyr), Rassila (200 – 255, martyr), Perantes/Perhandes (13.4.200 – 12.5.295, costa/Pireneos, martyr), Plerina (209-249, martyr), Randina (260 – 307, cerca de Lisboa), Eulalia (292 – 304, Mérida), Sirene (9.4.300 – 12.5.365, Portugal), Vielevi (315 – 375, eremita noble), Pariedina (alrededor de 350, murió con 75 años), Ferries (penitente desconocido del siglo 12), Clisita.
En Heroldsbach hubo tembién varias visiones y prodigios importantes:
El milagro del sol el 8 de Diciembre 1949 con 10.000 testigos.
La visión del pesebre en la Noche Buena del 1949 y 1951.
La comunión mística.
La fuente de misericordia que fue cavada por las niñas.
La procesión de la Santa Trinidad.
Efectos luminosos especiales (entre estos el fenómeno del sol y luz visto de 70.000 peregrinos el 2 de Febrero 1950 y el milagro de luz el 1 de Noviembre 1950 cuando la Santa Virgen María apareció a los peregrinos).

 LA POSICIÓN DE LA IGLESIA
En el momento de las apariciones el Arzobispo de Bamberg, la autoridad eclesiástica para este lugar, nombró una comisión de investigación para investigar los fenómenos. El comité mostró desde el principio fuertemente orientada hacia el escepticismo.
En el memorando de la investigación el 10 de enero de 1950 establece: “La Comisión Eclesiástica de Investigación no pudo detectar fenómenos sobrenaturales. Muchas cosas invitan a mantener una actitud de prudencia”.
En la primavera de 1950 el Arzobispo prohibió a los sacerdotes tomar parte en las iniciativas relacionadas con estas apariciones.
El 15 de agosto de 1951 se publicó en Roma un segundo decreto (después del primer protocolo de investigación) que se publicó en los siguientes términos: “Se declara en las apariciones no hay evidencias sobrenaturales, por lo que el culto devocional de la misma, en este y otros lugares, siguen estando prohibida.”
Pero, a pesar de la opinión negativa de las autoridades eclesiásticas, la afluencia de multitudes de peregrinos aumentó incesantemente, incluso entre los sacerdotes (el primero entre todos el párroco), que se declaró convencido de la autenticidad de estas apariciones.
Entre estos Johannes M. Heer el Arzobispo, un experto en misticismo, que después de un examen cuidadoso de los hechos declaró, “tenemos una absoluta seguridad de que las niñas no mienten. Tenemos el deber de creer.”
Después de 50 años de la estricta prohibición de viajar en peregrinación a Heroldsbach, en 1998 el Arzobispo de Bamberg, reconoció oficialmente como un “lugar de oración” al lugar donde hubo apariciones, lo que permite la celebración de la Santa Eucaristía y otros sacramentos.
Virgen del Milagro o Madonna della Gamba, Italia 

El milagro sucedió en 1440 en Desenzano di Albino, en el Valle di Serio, provincia de Bérgamo y región de Lombardía, en el norte de Italia.
Allí la Virgen se presentó a una niña de 11 años para curarle una pierna, fue una sola vez. Luego se construyó un lugar de culto que ella pidió en ese lugar, que tuvo sucesivas ampliaciones que fueron aumentando la capacidad para albergar al incesante número de fieles que concurren a pedir bendiciones a la Madre del Cielo.
Hoy en día el Santuario de la Virgen del Milagro o Madonna della Gamba es reconocido como un lugar de peregrinaje muy importante en Italia…

El 9 de octubre de 1440 la Virgen se apareció a Venturina Bonelli, una campesina de 11 años, hija de Andreolo de Bonelli de muy pobre condición económica.
Venturina hacía quince meses que sufría atroces dolores en la pierna izquierda, y el mal empeoraba cada día más, en parte baja, la pierna había perdido sensibilidad y seguía estando viva solamente por un pequeño nervio que unía la rodilla con la tibia.
Un día de octubre la madre la llevó de Desenzano a la fracción de Comenduno para ser nuevamente curada, pero los médicos propusieron como único remedio la amputación de la pierna ante la gravedad del cuadro.
La madre de la muchacha se opuso y, mortificada por la pobreza y trastornada por el dolor, ella carga a la muchacha sobre los hombros y toma el camino de vuelta para Desenzano.
Al rato de caminar con la hija alzada, vencida por el dolor y el cansancio, se detiene en la iglesia de San Pietro, en la mitad del camino entre Desenzano y Comenduno. La muchacha se esmera en confortar a su madre, y juntas se reconfortan en Dios y en la Virgen.
Mientras tanto desciende la noche y la madre sale sola de la iglesia para recoger hierbas. Pero se le aparece un animal de color negro y con cuernos, que le causa un gran susto y le arranca un pedazo del vestido, dejándolo caer en un campo no lejos de la iglesia. A continuación, y luego de un tiempo prudencial de espera, la madre reanuda el camino con la muchacha sobre los hombros e informa lo que había sucedido cuando llego a su casa.
Eran casi las diez de la noche entre el 8 y 9 de octubre, y el dolor no le daba paz a Venturina. De repente ve algo fuera de lo común y va arrastrándose hasta la puerta de la casa, allí ve en el cielo una gran luz y se sorprende. En medio de ella se acerca una Dama de aspecto muy noble, que le dice que se levante y se descubra la pierna enferma.
Venturina quedó inmóvil por la sorpresa. Entonces la Dama pasó su mano sobre la pierna, sobre el pie, sobre los dedos, sacó de entre su ropa un paño blanco, lo desenrolló, tomó un poco de tierra, la amasó con su saliva, y lo puso sobre la pierna enferma.
Después le ordena a la muchacha que el día siguiente al salir el sol, vuelva al campo donde el animal había dejado caer el pedazo arrancado de la ropa de su madre, lo recobre y lo lance al osario del cementerio. Y además pide que allí , donde ellas están, se construya una iglesia y en ella fuese pintada la imagen de ella y de su hijo, y que diese a conocer el milagro que realizó en los alrededores.
Venturinaa le dice que la condición de la pierna no le permite hacer todo esto. La Virgen le responde: “no temas, serás curada enteramente”. Y fue realmente así, como el Madonna había dicho.
Cuando se hizo de día, sucedió lo dicho y fue confirmada por todos los vecinos la cura milagrosa.
Con la presencia de los testigos oculares Concino dei Signori di Comenduno, Franchino dei Borelli di Desenzano, Benedetto del fu Gataldo dei Signori di Comenduno, Stefanino Mafiolo dei Marinoni di Desenzano, Perolino del fu Perolino dei Marinoni, Pietro Mafiolo dei Solari, Martino dei Marinoni di Desenzano,, y de muchos otros, el notario Gabriele fu Giuseppe del Borelli de Desenzano extendió el acta notarial.
Esto es copia de lo que dice el acto notarial que da prueba la aparición:
Puella quaedam fuit Bergomensis, Venturina nomine, annorum undecim, nata patre Andriolo de Bonellis de Disenzano Vallis Serianae Inferioris, admodum pauper, et egena, et in crure sinistro quindecim menses gravi morbo laboravit, quo in dies crescente ipsum crus intra genu totum arefactum est, nec vivebat in eo quicquam, excepto quodam nervulo, qui tibiam cum genu copulabat…”.

 SE LEVANTA LA CAPILLA
Como testimonio del milagro y ante el pedido de la Virgen a Venturina Bonelli que sobre la ladera que domina la iglesia parroquial de San Pietro la población se dispone a construir una capilla. En poco tiempo la gente de Desenzano, Comenduno y Albino contribuye para la capillita para satisfacer el deseo de la Virgen.
En 1468 se completó la primera construcción. Sobre el 1579 el lugar donde hubo la aparición se transformó en una capilla más grande. El primer Santuario se construyó en 7 años (1592-99), y se terminó el actual en torno al 1740.
En 1599, a raíz de una donación, se construye lo que podríamos definir el núcleo alrededor del cual se desarrollará el actual edificio, un lugar en la carretera que conecta Albino y Desenzano al Serio (via Roma). La enorme afluencia de peregrinos y la consiguiente incapacidad de la pequeña Iglesia inicial llevan, en 1723-24, a la decisión de intervenir con una reedificación total, operación que se concluirá en 1740.
Se asigna el proyecto a Giovanni Battista Caniana. El Santuario luego fue objeto de posteriores embellecimientos y restauraciones.
El campanario que apoya la Iglesia es de 1797de estilo barroco. Entre las obras más interesantes del Santuario está el grupo de estatuas Fantoniano (1703-1719) que representa la Aparición. Sobre las paredes del ábside se encuentran tres telas de mérito: a la izquierda está representada la Anunciación del Ángel a María, a la derecha la Fuga a Egipto de Francesco Cappella (1714-1784), en el centro la Aparición de la Madonna que se agacha para vendar la pierna de Venturina de Bonelli, de Carlo Ceresa (1609-1679).
La fiesta principal ocurre el 9 de octubre, aniversario de la aparición, precedida de una novena de plegarias. A este santuario se acercan muchas personas que sufren de los miembros o quienes deben operados, para que la Madonna interceda para ellos.

No hay comentarios: