Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

1 de octubre de 2014

Dios y el zapatero



Dios bajó al mundo disfrazado de pordiosero y se encontró con un zapatero, le dijo:
- ¿Tú podrías ayudarme? estoy descalzo, no tengo zapatos si tú me hicieras el favor...
El zapatero lo interrumpió y dijo:
- Ya estoy cansado de que todos vengan a pedir y nadie a dar, necesito mucho dinero.:
- ¡Yo puedo ayudarte! -le dijo Dios.
El zapatero dudando del mendigo le dijo:
- ¿Tú podrías darme el millón de dólares que necesito para ser feliz?
El pordiosero le respondió:
- Yo te puedo dar eso y más, puedo darte... dos millones de dólares a cambio de tus brazos.
El zapatero respondió:
- Y para que quiero yo tanto dinero si no voy a poder ni comer solo, ni abrazar a mis hijos, a mi esposa, no, no.
El pordiosero dijo:
- ¡Esta bien, te doy 100 millones de dólares a cambio de tus piernas!
El zapatero respondió:
- Para que quiero yo tanto dinero, si no voy a poder caminar solo, ni trabajar, ni correr. No, no, gracias...
El pordiosero le dijo:
- ¡Está bien te doy... 1.000 millones de dólares a cambio de tus ojos!
El zapatero sin dudarlo dijo 
- ¡No! ¿Para que quiero tanto dinero si no voy a poder ver la naturaleza, ni el sol, ni a mis hijos, a mi esposa? No, no, no gracias...
Y el pordiosero le respondió:
- ¡Ah, hermano, hermano, qué fortuna tienes y no te das cuenta!

No hay comentarios: