Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

17 de agosto de 2014

Domingo 20º del Tiempo Ordinario (A)

Domingo 20º del Tiempo Ordinario (A)
1. Preparación
Señor, aquí estoy delante de ti. Ayúdame a tomar conciencia viva de que tú estás conmigo siempre. Esté donde esté, tu presencia amorosa me envuelve. Dame tu gracia para que este rato de oración me sea provechoso. Que vea claro qué quieres de mí. Dame un corazón nuevo, que me guíe por tus caminos de amor. Me pongo en tus manos, Señor. Soy todo tuyo. Haz de mí lo que tú quieras. Amén.

Ahora lee despacio la Palabra de Dios y las reflexiones que se proponen. Déjate empapar de la Palabra de Dios. Si con un punto de reflexión te basta, quédate ahí, no prosigas.

2. La palabra de Dios
En aquel tiempo, Jesús se marchó y se retiró al país de Tiro y Sidón. Entonces una mujer cananea, saliendo de uno de aquellos lugares, se puso a gritarle: "Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David. Mi hija tiene un demonio muy malo." Él no le respondió nada. Entonces los discípulos se le acercaron a decirle: "Atiéndela, que viene detrás gritando." Él les contestó: "Sólo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel." Ella los alcanzó y se postró ante él, y le pidió: "Señor, socórreme." Él le contestó: "No está bien echar a los perros el pan de los hijos." Pero ella repuso: "Tienes razón, Señor; pero también los perros se comen las migajas que caen de la mesa de los amos." Jesús le respondió: "Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas." En aquel momento quedó curada su hija.(Mateo 15:21-28).

1.      Jesús,  ante la cerrazón de los fariseos, se ha retira  a la región de Tiro y Sidón, territorio de paganos. Le sale al encuentro una mujer cananea que le ruega, a gritos, por su hija enferma: "Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David. Mi hija tiene un demonio muy malo." Ella no era judía, pero ha descubierto lo que muchos en Israel no habían sabido ver: que Jesús es el Mesías;  de ahí que le llame “Hijo de David”, que es un título mesiánico. Jesús no responde. Pero ella insiste en su ruego, tanto que los discípulos se sienten molestos. Buena lección de cómo hemos de orar. Decir al Señor, sencillamente, con total confianza: “Señor, ten compasión de mí, mira lo que me pasa...” Y aunque no responda, insistir con humildad, sabiendo que nada de lo que decimos a Dios cae en el vacío, sino que él lo recoge todo en su corazón bueno... y ya responderá.

2.      Por fin, la mujer los alcanza y se echa a los pies de Jesús: "Señor, socórreme." Él le contestó: "No está bien echar a los perros el pan de los hijos." La respuesta de Jesús era como para desanimar a cualquiera: él ha venido para los “hijos” (los judíos), no para ocuparse de los “perros” (los no “paganos”). Pero la fe de aquella mujer no se rompió ante la primera dificultad. Ella reconoce que no tiene derecho. Pero cree en el poder y la bondad de Jesús, por eso argumenta desde la humildad del “sin-derechos”: “Tienes razón, Señor, pero también los perrillos comen las migajas que caen de la mesa de los amos”. Señor, me emociona la respuesta humilde de aquella mujer. Tu corazón se debió llenar de alegría. Ahí tenías una mujer sencilla, pagana pero con una fe robusta, a prueba de tu silencio y hasta de esa respuesta tuya que suena a desprecio. Y su fe y humildad te vencieron, Señor,  y –como en otras ocasiones- alabas la fe de aquella extranjera y le concedes lo que pide: "Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas." En aquel momento quedó curada su hija”.

3.      A veces, ante el silencio de Dios, nosotros –“los hijos”, los cristianos de siempre que nos creemos con derechos- nos desanimamos y desistimos. Aprendamos de aquella mujer pagana a orar perseverantemente... Al Señor no podemos exigirle nada, pero sí  podemos esperarlo todo de su amor. A lo mejor no nos da lo que le pedimos, pero tengamos por seguro que responderá a nuestro ruego llenando nuestra vida de más amor y más entrega. Santa Teresa de Jesús, la gran maestra de oración,  animaba a perseverar en la oración con estas palabras: «No por eso desmaye y deje la oración y de hacer lo que todas, que a las veces viene el Señor muy tarde, y paga tan bien y tan por junto como en muchos años ha ido dando otros.» (Camino de perfección, cap. 17, 2). Señor, gracias por esta página tan tierna y entrañable de tu evangelio; enséñame hoy a orar con la perseverancia y la fe y confianza aquella cananea.

3. Diálogo con Dios
A la luz de esta Palabra y estas reflexiones, pregúntate qué te pide el Señor... Háblale como a un amigo. Pídele perdón, dale gracias. … Escucha en tu corazón qué te dice el Señor. Pide que te ayude para poder llevar a la práctica los deseos que han surgido en tu corazón.

17/08/2014

No hay comentarios: