Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 24 de Marzo del 2023, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todo habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

CAMINATA DE LA ENCARNACIÓN

23 de febrero de 2024

ANTES DE ACERCARTE AL ALTAR, RECONCÍLIATE CON TU PRÓJIMO

 


“Antes de comulgar, reconcíliate con tu prójimo” (cfr. Mt 5, 20-26). Con la ley nueva de la gracia que trae Jesús, las exigencias son mucho mayores: antes, para ser condenado, ya sea por la justicia humana o por la divina, se debían cometer delitos sumamente graves, como el quitar la vida. Sin embargo ahora, conla Ley Nueva, basta para merecer la condena –incluso eterna-, quien se enoje con su prójimo: “merece la condena del fuego”, dice explícitamente Jesús.


 Es decir, hay una profundización substancial en la Ley Nueva, la ley de la gracia: si antes, para merecer un castigo, sea humano o divino, se debía llegar a la violencia extrema de quitar la vida física al prójimo, ahora basta solamente con el acto interior de enojo hacia el prójimo, para merecer la condena eterna –“el fuego”-, en donde no sólo padece el cuerpo la acción ardiente del fuego, sino también el alma.

Este es el motivo por el cual Jesús dice que la justicia de los cristianos debe ser “superior” a la de los fariseos.

El cristiano no se puede contentar con decir “yo no mato a nadie”; “yo no hago mal a nadie”. Si el cristiano conserva antipatía, enojo, rencor y, con mucha más razón, odio, hacia su prójimo, entonces no solo se vuelve indigno de comulgar, sino que se hace merecedor de un castigo espiritual inimaginable.

Si Dios es un Dios que, por puro amor y misericordia, nos ha perdonado desde la cruz, entonces no tenemos ningún pretexto para no hacer lo mismo para con nuestro prójimo.

Además, sería un contrasentido, una negación del Amor de Dios, el que una persona comulgue con un corazón rencoroso, puesto que en la comunión sacramental recibe al Dios que desde la cruz otorga su perdón y que es, en sí mismo, el Amor y la Misericordia personificados.

“Antes de comulgar, reconcíliate con el prójimo”. No puede acercarse a la comunión, so pena de cometer un sacrilegio, un cónyuge que no perdone al otro cónyuge, un hijo que esté enemistado con su padre, un padre que haya abandonado a su hijo, un cristiano cualquiera que no ame a sus enemigos.

http://adoremosalcordero.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario