Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

23 de abril de 2017

Para meditar cada día: 23/4/2017

 Para meditar cada día: 23/4/2017
Por Jesús Aniorte
1. Preparación
Señor, aquí estoy delante de ti. Ayúdame a tomar conciencia viva de que tú estás conmigo siempre. Esté donde esté, tu presencia amorosa me envuelve. Dame tu gracia para que este rato de oración me sea provechoso. Que vea claro qué quieres de mí. Dame un corazón nuevo, que me guíe por tus caminos de amor. Me pongo en tus manos, Señor. Soy todo tuyo. Haz de mí lo que tú quieras. Amén.
Ahora lee despacio la Palabra de Dios y las reflexiones que se proponen. Déjate empapar de la Palabra de Dios. Si con un punto de reflexión te basta, quédate ahí, no prosigas.
2. La palabra de Dios
En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "Nadie puede venir a mí, si no lo atrae el Padre que me ha enviado. Y yo lo resucitaré el último día. Está escrito en los profetas: "Serán todos serán instruidos por Dios." Todo el que escucha lo que dice el Padre y aprende viene a mí. No es que nadie haya visto al Padre, a no ser el que procede de Dios: ése ha visto al Padre. Os lo aseguro: el que cree tiene vida eterna. Yo soy el pan de la vida.  Vuestros padres comieron en el desierto el maná y murieron: éste es el pan que baja del cielo, para que el hombre coma de él y no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo." (Juan 6, 45-52).
1.      "Nadie puede venir a mí, si no lo atrae el Padre que me ha enviado. Y yo lo resucitaré el último día”. Jesús es el  regalo, el don que nos da el Padre. El Padre es el que toma la iniciativa, él nos empuja hacia Jesús; pero nosotros tenemos que dar una respuesta personal: acoger ese regalo, creer en Jesús como nuestro Salvador, darle nuestra adhesión sincera. Y al que crea en Jesús, éste le comunica su propia vida, y promete que lo resucitará en el último día. Gracias, Padre, por tu amor, por el don precioso que es Jesús. Yo quiero dejarme llevar por ti a él, y quiero a abrirle las puertas de mi corazón. Ven, Señor Jesús, que sólo de ti me viene la salvación.
2.      "Está escrito en los profetas: Serán todos instruidos  por Dios. Todo el que escucha lo que dice el Padre y aprende viene a mí.” Ahora a quienes se dirige Jesús es a los dirigentes religiosos del pueblo. Estos no estaban abiertos de verdad a Dios. Si lo hubieran estado se habrían sentido impulsados por Dios a ir a Jesús y a reconocerle como su Enviado. Pero ellos no se dejaban instruir por Dios, no escuchaban lo que dice el Padre. Y nosotros ¿escuchamos y aprendemos lo que el Padre nos enseña? ¿Nos ponemos a su escucha? ¿Hacemos silencio para escucharle? Si no lo escuchamos, ¿cómo vamos a ir Jesús? Escuchar al Padre es lo que nos pone  en camino al encuentro de Jesús, el Salvador que viene de su parte, que vive en plena comunión con él,  el único que le ha escuchado y conoce su voluntad. Dios nos habla de mil maneras y en múltiples ocasiones: una celebración, el encuentro con un hermano, una enfermedad, la contemplación de la naturaleza, un acontecimiento gozoso o desgraciado… ¡Qué elocuentemente nos habla el Señor en esas ocasiones, si sabemos escuchar! Padre, instrúyeme y atráeme hacia ti. En la oración habla a mi corazón y muéstrame lo que deseas de mí. Encamíname hacia tu Hijo Jesús, el Salvador.
3.      “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre." El nuevo maná, el maná con el que Dios quiere alimentarnos a los que formamos su nuevo Pueblo es una Persona, es Jesús, que se entregó en la cruz por la vida de todos. El es el Pan vivo bajado del cielo. Cuando comemos este Pan vivo, que es Jesús, nos comunica su propia vida divina y nos transforma en él mismo. Por eso,  dice Jesús: “el que coma de este pan vivirá para siempre”. San Ignacio de Antioquia decía: «Partimos un mismo pan, que es remedio de inmortalidad, antídoto para no morir, para vivir por siempre en Jesucristo». Pero, cuando comemos el pan de la eucaristía, ¿nos dejamos transformar por él y en él?; ¿dejamos que él nos “viva”? El grado de energía transformadora que recibimos en la eucaristía depende de la fe con que la celebramos. San Antonio Mª Claret confesaba: “Al final de cada eucaris-tía me siento como el hierro que acaba de salir de la fragua.” Comer el Pan vivo,  que es Jesús, es adentrarnos en el mismo Amor,  para poder amar como él amó, para vivir su proyecto de vida. Señor Jesús, que cada comunión me una más a ti; que me deje transformar en ti, de modo que tú vivas cada vez más en mí y yo en ti. Y unido a ti, Señor, me sentiré empujado a entregarme a los hermanos como tú.
3. Diálogo con Dios
A la luz de esta Palabra y estas reflexiones, pregúntate qué te pide el Señor... Háblale como a un amigo. Pídele perdón, dale gracias. … Escucha en tu corazón qué te dice el Señor. Pide que te ayude para poder llevar a la práctica los deseos que han surgido en tu corazón.
23/4/201

No hay comentarios: