Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

1 de octubre de 2014

La Palabra de Dios diaria: Miércoles de la 26ª Semana del Tiempo Ordinario.



Santos: Teresa del Niño Jesús o de Lisieux, Doctora de la Iglesia; Verísimo de Lisboa y compañeros, mártires. Beato Carmelo Juan Pérez y compañeros, mártires. Memoria (Blanco)

NO CREO QUE ME HICIERA CASO
Jb 9,1-12.14-16; Lc 9,57-62
Un alegato entre Dios y Job resultaría inequitativo y desbalanceado. Dios tiene todos los argumentos poderosos de su lado. Más aún, quién podría interpelarlo, para llamarlo al orden y pedirle que no abusara. La impotencia que experimenta Job es totalmente comprensible. Su situación es un caso tan serio que lo lleva a poner en entredicho la justicia divina. ¡Menudo conflicto! ¿Quién podría hacer comparecer a Dios y preguntarle por lo que hace? La situación del inocente que sufre parece totalmente desesperada. En el Evangelio de san Lucas encontramos un diálogo conciso con tres candidatos a discípulos. Cada uno de éstos es informado sobre las exigencias radicales que implica el seguimiento de Jesús. No se puede optar por el seguimiento, sin vivir confiando plenamente en su persona.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Lc 12, 42)
Éste es el siervo prudente y fiel, a quien el Señor puso al frente de su familia.

ORACIÓN COLECTA
Dios nuestro, que en tu inefable providencia elegiste a san José por esposo de la santísima Madre de tu Hijo, concédenos tener como intercesor en el cielo a quien veneramos como protector en la tierra. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA
El hombre no puede hacer triunfar su causa contra Dios.

Del libro de Job: 9, 1-12. 14-16

Job tomó la palabra y les dijo a sus amigos: "Sé muy bien que el hombre no puede hacer triunfar su causa contra Dios. Si el hombre pretendiera entablar pleito con él, de mil cargos que Dios le hiciera, no podría rechazar ninguno. El corazón de Dios es sabio y su fuerza es inmensa.

¿Quién se le ha enfrentado y ha salido triunfante? En un instante descuaja las montañas y sacude los montes con su cólera; Él hace retemblar toda la tierra y la estremece desde sus cimientos. Basta con que dé una orden y el sol se apaga; esconde cuando quiere a las estrellas; Él solo desplegó los cielos y camina sobre la superficie del mar. Él creó todas las constelaciones del cielo: la Osa, Orión, las Cabrillas y las que se ven en el sur; Él hace prodigios incomprensibles, maravillas sin número.
Cuando pasa junto a mí, no lo veo; cuando se aleja de mí, no lo siento. Si se apodera de algo, ¿quién se lo impedirá? ¿Quién podrá decirle: 'Qué estás haciendo'?
Si Dios me llama a juicio, ¿cómo podría yo rebatir sus acciones? Aunque yo tuviera razón, no me quedaría otro remedio que implorar su misericordia. Si yo lo citara a juicio y Él compareciera, no creo que atendiera a mis razones".
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Comentario:
 Descubriendo el propio tamaño
Los antiguos griegos tenían un nombre para esa especie de vanidad o locura con la que a veces los seres humanos olvidamos las proporciones y creemos que somos infinitos, colosales, inteligentísimos o poderosos sin medida. Ese defecto, esa falsa grandeza es la "hybris."

Aunque todos podemos sufrir de esa megalomanía, no cabe duda que la gente en puestos de mando está más tentada de sufrirla. Hitler quería un "Reich" (reino) que duraría por lo menos mil años, y para inaugurarlo invadió al resto de Europa. Stalin no dudó en enviar a la muerte a millones de personas: era el precio justo para que él pudiera sentirse grande y cómoda en "su" Unión Soviética.

La hybris se manifiesta también en otras escalas. Cada vez que uno intenta cosas que superan por completo sus fuerzas está cayendo en hybris, y esto involucra el dinero, la salud, e incluso la manera como a veces desgastamos el "capital" de afecto o acogida que tenemos entre nuestros amigos.

Todo esto viene a que el libro de Job es como una gran catequesis de muchas cosas, y una de ellas es la victoria sobre la hybris. Las palabras de Job el día de hoy son exactamente eso: el reconocimiento del propio tamaño, la conciencia de que uno tiene límites; incluso más que eso: la seguridad de que uno nunca logrará saber cuánto ignora, como decía san Agustín.

En nuestro tiempo se valora mucho el conocimiento, y eso está bien. Pero, ¿has notado que son muchas más las personas que quieren mejorar su inteligencia y mucho menos las que quieren aprender a amar, servir o adorar? Job nos recuerda que el mundo es más grande que lo que podemos controlar, y que saber que uno no sabe ya es comienza de verdadera sabiduría.


Del salmo 87 R/. Señor, que llegue hasta ti mi súplica.

Todo el día te invoco, Señor, y tiendo mis manos hacia ti. ¿Harás tú maravillas por los muertos? ¿Se levantarán las sombras para darte gracias? R/.
¿Se anuncia en el sepulcro tu lealtad? ¿O tu fidelidad en el reino de la muerte? ¿Se conocen tus maravillas en las tinieblas? ¿O tu justicia en el país del olvido? R/.
Pero yo te pido ayuda, Señor, por la mañana irá a tu encuentro mi súplica. ¿Por qué, Señor, me rechazas y apartas de mí tu rostro? R/.


ACLAMACIÓN (Cfr. Flp 3, 8-9) R/. Aleluya, aleluya.

Todo lo considero una pérdida y lo tengo por basura, para ganar a Cristo y vivir unido a Él. R/.

Te seguiré a dondequiera que vayas.

Del santo Evangelio según san Lucas: 9, 57-62
En aquel tiempo, mientras iban de camino Jesús y sus discípulos, alguien le dijo: "Te seguiré a dondequiera que vayas". Jesús le respondió: "Las zorras tienen madrigueras y los pájaros, nidos; pero el Hijo del hombre no tiene en dónde reclinar la cabeza". A otro, Jesús le dijo: "Sígueme". Pero él le respondió: "Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre". Jesús le replicó: "Deja que los muertos entierren a sus muertos. Tú ve y anuncia el Reino de Dios". Otro le dijo: "Te seguiré, Señor; pero déjame primero despedirme de mi familia". Jesús le contestó: "El que empuña el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios". 
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Comentario:
Seguir a Cristo

Después de escuchar el evangelio de hoy uno puede preguntarse si Jesús era lo que hoy llamamos un "promotor vocacional." Casi diríamos que se esfuerza en presentar obstáculos y que ciertamente no ayuda a que la decisión sea fácil. ¿Por qué lo hace? Es solamente por honestidad, algo así como no pintar ilusiones en los posibles candidatos?

Si Jesús estuviera simplemente haciendo un contrato, el objetivo de esas palabras sería aclarar los términos de ese contrato. Pero el mensaje del evangelio no es una negociación sino una palabra de gracia. Somos salvados por gracia, por pura compasión de Dios, y ello no cambia sino que se acentúa con el hecho de que uno entre al seguimiento más cercano de Cristo.

Es posible que la voz "exigente" de Cristo no sea pura exigencia. Las dificultades no son sólo para desanimarlo a uno. Hay corazones que al contrario se animan cuando ven que hay problemas qué resolver y barreras qué superar. Las palabras del Señor son realistas, por supuesto, pero también son su modo de invitarnos a dar lo mejor de nosotros mismos por la única causa que genuinamente lo merece: que Dios reine.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Por intercesión de san José, a quien confiaste la misión de cuidar de tu Unigénito como padre, te pedimos, Señor, que nos concedas poder ofrecerte dignamente este sacrificio de alabanza. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 25, 21)
Muy bien, siervo bueno y fiel, entra en el gozo de tu Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Renovados con este sacramento que da vida, te rogamos, Señor, que nos concedas vivir para ti en justicia y santidad, a ejemplo y por intercesión de san José, el varón justo y obediente que contribuyó con sus servicios a la realización de tus grandes misterios. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.



No hay comentarios: