Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

9 de octubre de 2014

La humildad, para quienes se ponen barreras innecesarias

La humildad, que es andar en verdad, es también camino de libertad. Nos permite ser objetivos en cuanto a nuestras capacidades y realistas en nuestras aspiraciones. 

No significa esto que debemos ser poco ambiciosos en nuestros ideales. Lo decimos porque muchas veces una falsa humildad nos lleva a poner la varilla muy por debajo de nuestras capacidades, y no suele ser otra cosa que una excusa para no exigirnos o arriesgarnos un poco más. 

Una falsa humildad aparece muchas veces como un pensamiento que nos dice: “No lo lograrás” porque eres “poca cosa”. Evidentemente hay muchas cosas que objetivamente no podemos hacer porque superan nuestras capacidades. 

Pero hay muchas otras que sí, y que sencillamente no las hacemos o las hacemos mal porque nos decimos –en el fondo sin ninguna razón de peso– que no somos capaces. ¡En cuántas ocasiones ese pensamiento no es otra cosa que vanidad o soberbia disfrazada de humildad! 

La humildad nos ayuda a ser más objetivos en nuestros ideales, y eso significa muchas veces darnos cuenta de que podemos llegar más alto de lo que pensábamos. 

Nos ayuda sobre todo en el camino de la vida cristiana porque nos lleva a tomar conciencia de que contamos con la fuerza de Dios, sin la cual no hay crecimiento en santidad. Como camino de libertad la humildad nos ayuda a apuntar siempre alto. 

En primer lugar porque toma en consideración nuestras fragilidades y limitaciones reales. En segundo lugar, y más importante aún, porque cuenta con la gracia de Dios que eleva nuestros esfuerzos a alturas insospechadas. Todo esto nos lleva a no ponernos barreras inútiles o excusas injustificadas que muchas veces no son otra cosa que mezquindad y egoísmo frente a un mayor compromiso con el Señor. 

Liberarnos de esas barreras, viviendo la humildad, significa avanzar por un camino de auténtica libertad y despliegue.

Por Kenneth Pierce

No hay comentarios: