Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

12 de octubre de 2014

DOMINGO -XXVIII- T.O. -A-




 Lectura del profeta Isaías 25,6‑10a 
El Señor preparará un festín, y enjugará las lágrimas de todos los rostros  

Aquel día, el Señor de los ejércitos preparará para todos los pueblos, en este monte, un festín de manjares suculentos, un festín de vinos de solera; manjares enjundiosos, vinos generosos. Y arrancará en este monte el velo que cubre a todos los pueblos, el paño que tapa a todas las naciones. Aniquilará la muerte para siempre. El Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros, y el oprobio de su pueblo lo alejará de todo el país. ‑Lo ha dicho el Señor ‑
Aquel día se dirá: "Aquí está nuestro Dios, de quien esperábamos que nos salvara; celebremos y gocemos con su salvación. La mano del Señor se posará sobre este monte."
Palabra de Dios
 
REFLEXIÓN 

DIOS CUMPLE SU PALABRA    

            El profeta Isaías recoge las ilusiones, las esperanzas,, los deseos de su pueblo que anda buscando comida, para saciar el hambre y na paz estable en la que pueda fundamentar su alegría, su estabilidad y su seguridad… Andan buscando y luchando mientras este sentimiento es manipulado por sus dirigentes que lo tuercen y se aprovechan de la equivocación en la que constantemente hacen caer al pueblo.

            Frente a esta manipulación y engaño de los dirigentes, Isaías proclama y anuncia lo que Dios tiene preparado para su pueblo: “un festín con manjares” que van a hacer que desaparezca el hambre, no solo de su pueblo, sino de toda la tierra; va destruir todo aquello que impone la muerte y fomenta la inestabilidad y la inseguridad “borrando de la tierra el oprobio de su pueblo”. El profeta proclama todo esto como compromiso del Señor.

            Hoy sigue resonando también para nosotros esta palabra en la que Dios se compromete. Pero no es algo que queda ahí flotando en el aire como una palabra que se la lleva el viento en el transcurso de los tiempos. Esa palabra tuvo ya su cumplimiento: Cristo vino, la puso en acción, su proyecto lo inició con el compromiso de apoyarlo y sostenerlo con su misma fuerza y presencia.

            La Eucaristía es la actualización diaria de este compromiso… Todo lo que depende de Él está puesto ya, falta ahora nuestra aceptación y nuestro compromiso.
 
Salmo responsorial: 22  

Habitaré en la casa del Señor por años sin término.

El Señor es mi pastor, nada me falta: /
en verdes praderas me hace recostar; /
me conduce hacia fuentes tranquilas /
y repara mis fuerzas. R.
Habitaré en la casa del Señor por años sin término.

Me guía por el sendero justo, /
por el honor de su nombre. /
Aunque camine por cañadas oscuras, /
nada temo, porque tú vas conmigo: /
tu vara y tu cayado me sosiegan. R.
Habitaré en la casa del Señor por años sin término.

Preparas una mesa ante mí, /
enfrente de mis enemigos; /
me unges la cabeza con perfume, /
y mi copa rebosa. R.
Habitaré en la casa del Señor por años sin término.

Tu bondad y tu misericordia me acompañan /
 todos los días de mi vida, /
y habitaré en la casa del Señor /
por años sin término. R.
Habitaré en la casa del Señor por años sin término.
 
Lectura de la carta del apóstol S. Pablo a los Filipenses 4,12‑14.19‑20
Todo lo puedo en aquel que me conforta 

Hermanos: Sé vivir en pobreza y abundancia. Estoy entrenado para todo y en todo: la hartura y el hambre, la abundancia y la privación. Todo lo puedo en aquel que me conforta. En todo caso, hicisteis bien en compartir mi tribulación. En pago, mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades con magnificencia, conforme a su espléndida riqueza en Cristo Jesús. A Dios, nuestro Padre, la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
Palabra de Dios
 
REFLEXIÓN 

DIOS SUPERA NUESTRAS EXPECTATIVAS  

Pablo se dirige a la comunidad de Filipos, que tranquilamente podría ser la nuestra, pues las razones que esgrimían los filipenses eran las mismas que esgrimimos hoy nosotros para no dar la respuesta que el Señor nos pide: la situación económica, laboral,, social, política…para escurrir el hombro y no afrontar la responsabilidad que tenemos de dar testimonio.

            Pablo sostiene que ninguno de estos condicionantes puede ser excusa para dejar de dar testimonio y hacer las cosas como Dios quiere: “ “Sé pasar pòr estrecheces y vivir en la abundancia… de todo me siento capaz” No es el dinero ni la pobreza, ni ninguna situación la que puede convertirse en razón para eximirnos de la obligación que tenemos. S. Pablo atestigua que la única fuerza que nos sostiene es Cristo.

            Sin embargo, hay algo que supone una fuerza poderosa: el apoyo solidario de los hermanos que él agradece, concretamente a los hermanos de Filipos que han tenido un gesto grandioso con él :”al solidarizaros conmigo en la tribulación” y les recuerda algo que es fundamental y clave:  “Dios no se deja ganar en solidaridad” y les asegura que Dios ha de responder “con largura en todas vuestras necesidades!.
 
Lectura del santo evangelio según S. Mateo  22,1‑14
A todos los que encontréis, convidadlos a la boda  

En aquel tiempo, de nuevo tomó Jesús la palabra y habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: "El reino de los cielos se parece a un rey que celebraba la boda de su hijo. Mandó criados para que avisaran a los convidados a la boda, pero no quisieron ir. Volvió a mandar criados, encargándoles que les dijeran: "Tengo preparado el banquete, he matado terneros y reses cebadas, y todo está a punto. Venid a la boda." Los convidados no hicieron caso; uno se marchó a sus tierras, otro a sus negocios; los demás les echaron mano a los criados y los maltrataron hasta matarlos. El rey montó en cólera, envió sus tropas, que acabaron con aquellos asesinos y prendieron fuego a la ciudad. Luego dijo a sus criados: "La boda está preparada, pero los convidados no se la merecían. Id ahora a los cruces de los caminos, y a todos los que encontréis, convidadlos a la boda." Los criados salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos. La sala del banquete se llenó de comensales. [Cuando el rey entró a saludar a los comensales, reparó en uno que no llevaba traje de fiesta y le dijo: "Amigo, ¿Cómo has entrado aquí sin vestirte de fiesta?" El otro no abrió la boca. Entonces el rey dijo a los camareros: "Atadlo de pies y manos y arrojadlo fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes." Porque muchos son los llamados y pocos los escogidos."]
Palabra del Señor
 
REFLEXIÓN
 
LA AUTO-EXCLUSIÓN    

Jesús está muy cerca de su pasión y muerte; ha mantenido una fuerte bronca con las autoridades judías y esta parábola cierra el ciclo de las tres parábolas que Jesús les lanza ante su cerrazón y empecinamiento, frente a su propuesta del reino.

            Las autoridades se cierran y sostienen su situación de seguridad basada en la injusticia y en el atropello; no admiten la propuesta de Jesús y cada uno pone su excusa mientras otros, incluso se revuelven con violencia.

            Jesús proclama que el reino está preparado, todo está puesto ya en movimiento, solo falta que los invitados acepten, pero resulta que se autoexcluyen del banquete una y otra vez: se han cerrado y no quieren participar del banquete.

            Al final, el Padre abre su invitación a otros que no tenían posibilidades, hasta que se llenó la sala y proclama que el banquete es para todos. Los únicos que no tendrán cabida son aquellos que siguen cerrados en sus esquemas, no aceptan el proyecto, desprecian la propuesta del señor… no se quieren vestir el “traje de fiesta” que el dueño regala: el traje del amor, de la verdad, de la justicia, de la paz, de la fraternidad…, sino que ellos quieren seguir vistiendo el suyo.

            El no ir vestido con el traje de fiesta indica que se ha despreciado la propuesta y las condiciones del anfitrión, lógicamente no merecen estar en el banquete donde ellos mismos se están excluyendo.

            Es imposible mirar para otro lado viendo la situación en la que nos encontramos y lo que se está haciendo por parte de los que manejan todo el “tinglado”; su oposición es abierta al reino de la paz, de la fraternidad, de la justicia y de la verdad; es más, ni se quiere oír hablar de esto y cuando alguien aparece  dispuesto a dar la cara, rápidamente  desaparece o se le calla.

            La historia se repite al pie de la letra, a veces, incluso, con los mismos esquemas, pero lo que es incomprensible desde todo ángulo por donde se le mira es que aquellos mismos que están sufriendo las consecuencias de estos “matones”, los siguen apoyando, sosteniendo y aupándolos. Necesitamos que Dios haga un gran milagro de forma que rompa la cerrazón en la que nos hemos acomodado.
D. Melitón Bruque Garcia
Párroco de S. josé. Linares


No hay comentarios: