Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

9 de octubre de 2014

Con esperanza. (Lc 11,5-13)

(Lc 11,5-13): En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Si uno de vosotros tiene un amigo y, acudiendo a él a medianoche, le dice: ‘Amigo, préstame tres panes, porque ha llegado de viaje a mi casa un amigo mío y no tengo qué ofrecerle’, y aquél, desde dentro, le responde: ‘No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados; no puedo levantarme a dártelos’, os aseguro, que si no se levanta a dárselos por ser su amigo, al menos se levantará por su importunidad, y le dará cuanto necesite.

»Yo os digo: Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué padre hay entre vosotros que, si su hijo le pide un pez, en lugar de un pez le da una culebra; o, si pide un huevo, le da un escorpión? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan!».

Con confianza, sin desánimo, sin desalentarnos, permaneciendo constantes, con la confianza de saber que El sabe lo que nos viene bien y que es un buen padre preocupado por sus hijos, y a lo mejor parece que no responde hoy, y su respuesta la vemos visible en el momento menos esperado pero cuando más nos convenía. Nosotros como el amigo inoportuno. El como quien solo se preocupa en dar cosas buenas.

Por algo habrá hecho Jesús esta promesa, por algo nos ha confiado este secreto suyo. Busquen y hallarán. Eso sí, hay que ponerse en actitud de búsqueda confiada en el hallazgo. No puede ser cierto para nosotros lo que mucha gente dice en la calle de que el que se porta mal, tiene mejor suerte. La suerte en este caso es el trabajo confiado de cada día, sabiendo que El está de nuestra parte. Sentirse pobre y pedir lo que le falta. Además, dato curioso, en el ejemplo del texto de hoy el “inoportuno” no pide para si mismo, sino para un amigo. El ejemplo no está puesto al azar. Seguro que no.

Es, además, como una llamada a la esperanza. Nunca más necesaria que hoy, tanto a niveles personales, cada uno sabe lo que vive, sufre y le preocupa, sino también a nivel social y mundial en un momento en el que las culturas parece que siguen chocando, la guerra sigue aumentando sus víctimas cada día, el hambre no deja de estar presente, la crisis no parece tener una solución rápida, la violencia familiar rompe nuestros ojos cada día ante el telediario. En momentos así, pidan y se les dará, busquen y hallarán, es como si tomáramos de la mano a la esperanza y ella nos conduzca a confiar en que mas tarde o mas temprano triunfará la verdad y el bien, porque el Padre sabe lo que le conviene a sus hijos. Pero hay que buscar por el sitio adecuado, y no por el de la insolidaridad y la falta de respeto a los demás.

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana

No hay comentarios: