Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

24 de septiembre de 2014

Miércoles de la 25ª semana del Tiempo Ordinario

Miércoles de la 25ª semana del Tiempo Ordinario
1. Preparación
Señor, aquí estoy delante de ti. Ayúdame a tomar conciencia viva de que tú estás conmigo siempre. Esté donde esté, tu presencia amorosa me envuelve. Dame tu gracia para que este rato de oración me sea provechoso. Que vea claro qué quieres de mí. Dame un corazón nuevo, que me guíe por tus caminos de amor. Me pongo en tus manos, Señor. Soy todo tuyo. Haz de mí lo que tú quieras. Amén.
Ahora lee despacio la Palabra de Dios y las reflexiones que se proponen. Déjate empapar de la Palabra de Dios. Si con un punto de reflexión te basta, quédate ahí, no prosigas.
2. La palabra de Dios
En aquel tiempo, Jesús reunió a los Doce y les dio poder y autoridad sobre toda clase de demonios y para curar enfermedades. Luego los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar a los enfermos, diciéndoles: - No llevéis nada para el camino: ni bastón ni alforja, ni pan ni dinero; tampoco llevéis túnica de repuesto. Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si alguien no os recibe, al salir de aquel pueblo sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa. Ellos se pusieron en camino y fueron de aldea en aldea, anunciando la Buena Noticia y curando en todas partes. (Lucas 9,1-6).

1. Hoy contemplamos a Jesús reuniendo a los Doce y asociándolos a su misión:”Jesús reunió a los Doce y les dio poder y autoridad sobre toda clase de demonios y para curar enfermedades. Luego los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar a los enfermos...” Así, a nosotros. Los cristianos somos los que hemos sido llamados por Jesús, los que él ha querido reunir en torno suyo. ¡Qué dicha, Señor, saberme llamado por ti! ¡Qué privilegio ser de los convocados por ti para formar parte de tu Comunidad, del nuevo pueblo de Dios! Y no, por mis méritos, sino porque me has amado gratuitamente. Gracias, Señor, por haberme amado así. Siento una gran alegría al pensarlo. Que te responda amándote siempre y que no te abandone nunca.

2. A los Doce no sólo los reúne; Jesús los reúne y los envía para que hagan lo mismo que él hacía: anunciar el Reino del amor y librar de la enfermedad y de los malos espíritus –de todo sufrimiento- a los hombres, y mostrar, con ello,  que el Reino de Dios ha comenzado y está actuando en el mundo. Igual, a nosotros. No nos ha reunido en su Iglesia sólo para estar con él, sino para que vayamos y continuemos su misión. ¿Nos sentimos “llamados y enviados”, o sólo “llamados”? Porque éste es el peligro: creer que nos ha llamado sólo para nuestro provecho, para estar con él, para ser buenos y salvarnos, sin preocuparnos de dar a conocer a los demás la Buena Nueva de su amor, ni hacer nada para aliviar o suprimir el dolor o la necesidad del que sufre. Pero ¿cómo vivir de verdad el gozo del amor del Señor y no anunciarlo y compartirlo con los demás? Dice Juan J. Bartolomé: “…si los discípulos de Jesús, que se saben queridos por él y por él enviados, callan, siguen callándoselo, ¿quién va a convencer al mundo de que Dios lo ama?” Señor, que no olvide que lo que me has entregado es para entregarlo. Que tome en serio mi misión de apóstol: de elegido y enviado; el encargo de anunciar y librar del sufrimiento.

3. A los enviados les dice: “No llevéis nada para el camino: ni bastón ni alforja, ni pan ni dinero; tampoco llevéis túnica de repuesto.” El bastón, la alforja, el pan, algo de dinero, una muda, es el mínimo necesario para el viajero. Y Jesús les dice que ni eso lleven. Es el modo de decirles que la tarea de extender el Reino de Dios no han de hacerla apoyados en sus fuerzas, sabiduría y cualidades, ni en técnicas y estrategias humanas, sino en el nombre Jesús y apoyados en su poder. Porque no es tarea humana, sino sobrenatural. Por eso, cuando nuestro trabajo apostólico no da fruto, tenemos que preguntarnos si no estaremos apoyándonos más en nuestras fuerzas que en las de Jesús, si no haremos nuestro trabajo apostólico más en nuestro nombre que en el suyo. O si, en vez de orar y pedir la ayuda y la luz del Señor, nos preocupan más –y a veces sólo- las estrategias, técnicas y métodos humanos… San Agustín aconsejaba: “Antes de permitir a la lengua que hable, el apóstol debe elevar a Dios su alma sedienta, con el fin de dar lo que hubiere bebido y esparcir aquello de que la haya llenado”. Señor, que no olvide que el Reino es tu obra, no la mía, y sin contar contigo nada lograré. 

3. Diálogo con Dios
A la luz de esta Palabra y estas reflexiones, pregúntate qué te pide el Señor... Háblale como a un amigo. Pídele perdón, dale gracias. … Escucha en tu corazón qué te dice el Señor. Pide que te ayude para poder llevar a la práctica los deseos que han surgido en tu corazón.

24/09/2014

No hay comentarios: