Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

12 de septiembre de 2014

La Palabra de Dios diaria: Viernes de la 23ª semana del Tiempo Ordinario. Santo Nombre de María



Santo Nombre de María

Santos: San Apolinar de Ravena, mártir. Beata María de Jesús López, religiosa. Memoria libre (Blanco)

LAS MOTIVACIONES DEL APÓSTOL
1 Co 9, 16-19. 22-27; Lc 6, 39-42
San Pablo nos comparte las motivaciones profundas que animan su labor como evangelizador. En primer lugar se siente orgulloso de haber sido invitado a sumarse a la misión evangelizadora, habiendo sido como bien sabemos, un perseguidor de los cristianos. Es tanta la gratitud que siente con Cristo Jesús, que se desvive por servir de manera intachable a comunidades y personas de las más diferentes condiciones. La congruencia con que vive su fe cristiana es la mejor estrategia para allegarse la credibilidad. En ese sentido, ensambla la exhortación inicial del Evangelio: el discípulo tiene que asemejarse a su Maestro. Pablo se identificó plenamente con el Señor Jesús, que hablaba con autoridad (hacía lo que decía), por eso el apóstol aprendió a vivir congruentemente con el evangelio de la gracia que predicaba. Era un pastor exigente consigo mismo y por tanto, podía ser exigente con las comunidades a su cargo.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Jdt 13, 18-19)
Virgen María, el Altísimo te ha bendecido más que a todas las mujeres de la tierra; porque de tal manera te ha glorificado que la humanidad no cesa de alabarte.

ORACIÓN COLECTA
Concede, Dios todopoderoso, que a todos los que celebramos el glorioso nombre de la santísima Virgen María, ella misma nos obtenga los dones de tu misericordia. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA
Me he hecho todo a todos, a fin de ganarlos a todos.

De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios: 9, 16-19. 22-27
Hermanos: No tengo por qué presumir de predicar el Evangelio, puesto que ésa es mi obligación. ¡Ay de mí, si no anuncio el Evangelio! Si yo lo hiciera por propia iniciativa, merecería recompensa; pero si no, es que se me ha confiado una misión. Entonces, ¿en qué consiste mi recompensa? Consiste en predicar el Evangelio gratis, renunciando al derecho que tengo a vivir de la predicación.
Aunque no estoy sujeto a nadie, me he convertido en esclavo de todos para ganarlos a todos. Con los débiles me hice débil, para ganar a los débiles. Me he hecho todo a todos, a fin de ganarlos a todos. Todo lo hago por el Evangelio, para participar yo también de sus bienes.
¿No saben que en el estadio todos los corredores compiten, pero uno solo recibe el premio? Corran de manera que consigan el premio. Además, todos los atletas se privan de muchas cosas: ellos lo hacen por un premio que se acaba; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre.
Así pues, yo corro, pero no a ciegas, y lucho, pero no dando golpes al aire, sino que domino mi cuerpo y lo obligo a que me sirva, no sea que, después de predicar a los demás, quede yo descalificado. 

Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Comentario:
El Esfuerzo y la Paga

La primera lectura nos ayuda a descubrir como en un primer plano y en acercamiento un aspecto de la vida y la tarea de un verdadero evangelizador, en este caso, a través de la experiencia única del apóstol Pablo. Este hombre de Dios se vio como "obligado" a hablar de su propio ministerio porque la comunidad de los corintios estuvo siempre bombardeada de muy diversas influencias. En semejante ambiente no faltaban los que querían acreditarse y alcanzar popularidad con toda clase de recursos, sobre todo ponderando su propia sabiduría o asimilándose a los filósofos de la época, que eran de corte humanista-sofista.

Este ámbito polémico era en sí mismo algo fastidioso, como un "ruido" que entorpecía la labor de predicación del apóstol, y sin embargo vino a resultar un beneficio de todo ello porque Pablo, obligado a hablar de sí mismo, nos dejó en sus Cartas a los Corintios preciosos retratos de su propia vocación, ministerio, dificultades y alegrías.

Hoy aprendemos, por ejemplo, que la difusión del Evangelio de la gracia tiene como paga participar de la gracia que se anuncia: el modo y el contenido, el fondo y la forma coinciden. Quien anuncia gratis la llegada de la gratuidad hace coincidir su enseñanza con su forma de vida, de modo que el mensaje se funde con el mensajero. En esto el apóstol sigue la manera de Cristo, pues también él fue anunciador y es anunciado, es evangelizador y es evangelio.

Del salmo 83 R/. Qué agradable, Señor, es tu morada.
Anhelando los atrios del Señor se consume mi alma. Todo mi ser de gozo se estremece y el Dios vivo es la causa. R/.
Hasta el gorrión encuentra casa y la golondrina un lugar para su nido, cerca de tus altares, Señor de los ejércitos, Dios mío. R/.
Dichosos los que viven en tu casa, te alabarán para siempre; dichosos los que encuentran en ti su fuerza y la esperanza de su corazón. R/.
El Señor es sol y escudo, Dios concede favor y gloria. El Señor no niega sus bienes a los de conducta intachable. R/.


ACLAMACIÓN (Cfr. Jn 17, 17) R/. Aleluya, aleluya.
Tu palabra, Señor, es la verdad; santifícanos en la verdad. R/.


¿Puede un ciego guiar a otro ciego?

Del santo Evangelio según san Lucas: 6, 39-42
En aquel tiempo, Jesús propuso a sus discípulos este ejemplo: "¿Puede acaso un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en un hoyo? El discípulo no es superior a su maestro; pero cuando termine su aprendizaje, será como su maestro.
¿Por qué ves la paja en el ojo de tu hermano y no la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo te atreves a decirle a tu hermano: 'Déjame quitarte la paja que llevas en el ojo', si no adviertes la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Saca primero la viga que llevas en tu ojo y entonces podrás ver, para sacar la paja del ojo de tu hermano" 

Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Comentario:
Se consideraban muy dignos

El evangelio de este día nos deja ver, como en contraste, a esos que se consideraban dignos y justos, al punto de creer que podían guiar a otros.

Ciertamente son fuertes las palabras de Cristo: un ciego no puede guiar a otro ciego. Debieron de restallar con fuerza estas palabras de Cristo en los oídos de aquellos que se consideraban luz. Y para que no nos quede duda, el texto aclara bien de qué ceguera se trata: es la ignorancia de la propia oscuridad. El peor ciego no es el que no quiere ver, sino el que no quiere saber si está ciego.

De otro lado: con alguna frecuencia Nuestro Señor utiliza la palabra "hipócrita" en sus denuncias a los fariseos. Es interesante el origen de esta palabra. El "hypocrités" es, en su origen, el que está "representando un papel bajo una máscara." Aquello, pues, que reclama Jesucristo es esto sencillamente: "deja de actuar."

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Te pedimos, Señor, que la intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María haga dignas nuestras ofrendas, y que, al venerar su santo nombre, seamos agradables a ti. Por Jesucristo, nuestro Señor.


ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. Lc 1, 48) 2
Me llamarán dichosa todas las generaciones, porque Dios puso sus ojos en la humildad de su esclava.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que por intercesión de María, la Madre de Dios, obtengamos, Señor, la gracia de tu bendición, para que cuantos celebramos su venerable nombre recibamos su auxilio en todas las necesidades. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

No hay comentarios: