Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

23 de septiembre de 2014

La Palabra de Dios diaria: Martes de la 25ª semana del Tiempo Ordinario.



Santos: Pío de Pietrelcina, presbítero; Lino I, Papa; Rebeca, laica. Memoria (Blanco)

DIOS ES QUIEN PESA LOS CORAZONES
Pr 21,1-6.10-13; Lc 819-21
De alguna manera podemos conciliar el mensaje de los Proverbios con esta escena evangélica. La muchedumbre que seguía a Jesús permanecía al nivel de las apariencias, considerando que la sangre era el único vínculo para participar de la familia de Jesús. El Señor Jesús reacciona de inmediato, señalando que existe otro nivel de pertenencia más profundo: los que acogen de corazón el mensaje de Dios conforman la nueva familia de Jesús. En la reflexión que nos ofrece el libro de los Proverbios reaparece de alguna manera esta idea: Dios es quien pesa y conoce a profundidad el corazón del hombre. El corazón del rey es agua impetuosa que necesita canalizarse. Para no quedarnos en imágenes ambiguas, este sabio escritor nos decodifica con toda claridad el mensaje, señalándonos que las coordenadas fundamentales para conocer quién es agua mansa en manos de Dios, son la práctica del derecho y la justicia. Quien ama a Dios trata a sus hermanos conforme a los justos mandatos divinos.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 53, 6. 8)
Señor Dios, tú eres mi auxilio y el único apoyo de mi vida; te ofreceré de corazón un sacrificio y te daré gracias Señor, porque eres bueno.

ORACIÓN COLECTA
Míranos, Señor, con amor y multiplica en nosotros los dones de tu gracia para que, llenos de fe, esperanza y caridad permanezcamos siempre fieles en el cumplimiento de tus mandatos. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA
Diversas sentencias del libro de los Proverbios.

Del libro de los Proverbios: 21, 1-6. 10-13

Como agua de riego es el corazón del rey en manos del Señor: Él lo dirige a donde quiere. Al hombre le parece bueno todo lo que hace, pero el Señor es quien juzga las intenciones.

Proceder con rectitud y con justicia es más grato al Señor que los sacrificios. Tras los ojos altaneros hay un corazón arrogante; la maldad del pecador brilla en su mirada.

Los proyectos del diligente conducen a la abundancia, en cambio el perezoso no sale de la pobreza. Los tesoros ganados con mentira se deshacen como el humo y llevan a la muerte.

El malvado busca siempre el mal y nunca se apiada de su prójimo. Cuando se castiga al arrogante, el sencillo aprende; cuando se amonesta al sabio, crece su ciencia.

El Señor observa el proceder de los malvados y acaba por precipitarlos en la desgracia. Quien cierra los oídos a las súplicas del pobre clamará también, pero nadie le responderá. 
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Comentario:
Aprendiendo con refranes

Se les ha llamado "píldoras de sabiduría" y existen en la mayor parte, si no todas, las culturas que conocemos. Son los proverbios, refranes, dichos, que condensan en el breve espacio de una frase lo que ha sucedido a muchas personas en muy diversas circunstancias. Aunque no todos los aforismos son igualmente elocuentes, estaremos de acuerdo en que algunos son genuinas obras de arte.

También la Biblia tiene su libro de Proverbios, y aparte de él, cuenta con algunas otras colecciones de sentencias o máximas que versan sobre los más diversos temas, como es frecuente con esta clase de literatura. Algunos recomiendan prudencia, otros la sobriedad, o el saber escoger las amistades, o acercarse a la piedad. Muchos enfatizan las pésimas consecuencias de seguir los caminos del pecado y muchos más ponderan la dulzura y la alegría que vienen de seguir la voluntad de Dios.

Una cosa sí debe quedar clara: los proverbios y refranes de la Biblia no tienen un propósito distinto que el resto de las páginas de la Sagrada Escritura, a saber, acercar nuestra vida, en este caso, nuestra vida bien concreta, a la luz, la belleza y la bondad de Aquel que es nuestro creador y nuestro destino.

Del salmo 118 R/. Enséñame, Señor, a cumplir tu voluntad.

Dichoso el hombre de conducta intachable, que cumple la ley del Señor. Dame nueva luz para conocer tu ley y para meditar las maravillas de tu amor. R/.

He escogido el camino de la lealtad a tu voluntad y a tus mandamientos. Enséñame a cumplir tu voluntad y a guardarla de todo corazón. R/.

Guíame por la senda de tu ley, que es lo que quiero. Cumpliré tu voluntad sin cesar y para siempre. R/.


ACLAMACIÓN (Lc 11, 28) R/. Aleluya, aleluya.

Dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica, dice el Señor. R/.



Mi madre y mis hermanos son aquellos que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica.

Del santo Evangelio según san Lucas: 8, 19-21
En aquel tiempo, fueron a ver a Jesús su madre y sus parientes, pero no podían llegar hasta donde Él estaba porque había mucha gente. Entonces alguien le fue a decir: "Tu madre y tus hermanos están allá afuera y quieren verte". Pero Él respondió: "Mi madre y mis hermanos son aquellos que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica". 
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Comentario:
No estaban afuera, estaban adentro

Mi madre y mis hermanos no están "afuera", dice Cristo, están "adentro". No salen de mí cuando se alejan ni vuelven cuando se acercan.

Mi madre y mis hermanos quieren VERME, dice Cristo, pero yo quiero que me OIGAN, que oigan mi palabra. Todos quieren ver, pero es más importante oír, porque el oído va conectado a la obediencia, y la obediencia a la transformación de la propia vida.

Mi madre, dice Cristo, está allí donde mi palabra se cree; mis hermanos están allí donde se hace caso a mi evangelio. No falta María en donde se predica bien; no falta la Iglesia donde resuena la gracia.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Dios nuestro, que con la muerte de tu Hijo llevaste a término y perfección los sacrificios de la antigua alianza, acepta y bendice estos dones, como aceptaste y bendijiste los de Abel, para que lo que cada uno te ofrece, sea de provecho para la salvación de todos. Por Jesucristo, nuestro Señor.



ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Ap 3, 20)
Miren que estoy a la puerta y llamo, dice el Señor; si alguno oye mi voz y me abre, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN
Señor, tú que nos has concedido participar en esta Eucaristía, míranos con bondad y ayúdanos a vencer nuestra fragilidad humana para poder vivir como hijos tuyos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

No hay comentarios: