Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

21 de septiembre de 2014

DOMINGO XXV DEL T. ORDINARIO -A-




Lectura del profeta Isaías 55,6‑9 
Mis planes no son vuestros planes  

Buscad al Señor mientras se le encuentra, invocadlo mientras está cerca; que el malvado abandone su camino, y el criminal sus planes; que regrese al Señor, y él tendrá piedad, a nuestro Dios, que es rico en perdón. Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos ‑ oráculo del Señor ‑. Como el cielo es más alto que la tierra, mis caminos son más altos que los vuestros, mis planes, que vuestros planes.
Palabra de Dios
  
REFLEXIÓN 

SEGUIR EL PLAN DE DIOS  

            El profeta invita al pueblo a ponerse en la onda de Dios y para ello ha de hacer como el que se dirige a un lugar y equivoca el camino: se da la vuelta y busca el camino correcto, pero no se empecina en continuar por camino equivocado, pues no llegará a ningún sitio y, hasta puede perderse.

El profeta ve que pueblo está a punto de coger un camino que les puede llevar de nuevo al exilio, pues las perspectivas que se vislumbran son de destrucción de todos los valores y esto le va a llevar a la muerte; debe coger un camino que le oriente hacia Dios, debe darse una conversión y volver al verdadero camino para que salgan del extravío al que se están abocando.

            Isaías invita a que busquen al Señor y que tengan cuidado para no entrar por un camino equivocado, cosa que nos ocurre con frecuencia cuando queremos someter a Dios a nuestros planes que suelen estar movidos por el egoísmo y por nuestros intereses particulares; por eso el profeta lo advierte: “Los planes del Señor no son nuestros planes” y, por lo mismo, no se trata de buscar y querer que Dios se someta a nuestra voluntad, sino que busquemos el plan de Dios y nos unamos a él.

            La situación con la que se enfrenta el profeta Isaías, tiene una clarísima actualidad en los momentos que vivimos en donde no solo queremos obligar a que Dios entre por nuestro aro, sino que abiertamente se prescinde de Él y se le declara como nocivo y contrario a los intereses del hombre. ¿Cuál será el resultado de esta actitud globalizada? 

Salmo responsorial: 144

Cerca está el Señor de los que lo invocan.  

Día tras día, te bendeciré /
y alabaré tu nombre por siempre jamás. /
Grande es el Señor, merece toda alabanza, /
es incalculable su grandeza.
Cerca está el Señor de los que lo invocan. 

El Señor es clemente y misericordioso, /
lento a la cólera y rico en piedad; /
el Señor es bueno con todos, /
es cariñoso con todas sus criaturas.
Cerca está el Señor de los que lo invocan. 

El Señor es justo en todos sus caminos, /
es bondadoso en todas sus acciones; /
cerca está el Señor de los que lo invocan, /
de los que lo invocan sinceramente.
Cerca está el Señor de los que lo invocan.

 REFLEXIÓN
  
EL ÚNICO APOYO PARA LA ESPERANZA    

S. Pablo se dirige a la comunidad de los filipenses indicándoles su actitud de búsqueda y confiesa su convicción de que, tanto la vida como la muerte están dentro de los planes de Dios y no de los hombres, a pesar de que, según la cultura helenista, se entendiera que la muerte era un gran alivio para el alma, ya que era una liberación de todos los dolores, problemas y calamidades humanas. S. Pablo en cambio, entiende que el gran alivio y la gran liberación no es deshacerse del cuerpo y liberarse delos problemas, como ellos dicen, sino estar con Jesús tanto en la vida como, sobre todo, saber que el final ha de ser el encuentro definitivo con Él. Por tanto, para Pablo esta verdad se convierte en el gran apoyo de su esperanza, tanto para el presente como para el futuro y no solo para los que mueren dando testimonio de la fe con el martirio, sino para los que viven y siguen luchando en este mundo.

Sin lugar a duda esto supone como una bocanada de aire fresco para todos los que en los momentos actuales pierden la ilusión, la esperanza y el sentido en la lucha, ya que nada parece tener una respuesta alentadora.
  
Lectura del santo evangelio según S. Mateo  20,1‑16
¿Vas a tener tú envidia porque soy bueno?  

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: "El reino de los cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña. Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo: "Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido." Ellos fueron. Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde e hizo lo mismo. Salió al caer la tarde y encontró a otros, parados, y les dijo: "¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?" Le respondieron: "Nadie nos ha contratado." Él les dijo: "Id también vosotros a mi viña." Cuando oscureció, el dueño de la viña dijo al capataz: "Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros." Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno.
Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo: "Estos últimos han trabajado sólo una hora, y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno." Él replicó a uno de ellos: "Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?" Así, los últimos serán los primeros y los primeros los últimos."
Palabra del Señor
  
REFLEXIÓN 

EL MARCO EN EL QUE DIOS ACTUA ES LA JUSTICIA    

En la lectura de este pasaje permanecen como un eco las palabras de Isaías (55,8) “Vuestros caminos no son mis caminos, vuestros planes no son mis planes…” La descripción que Jesús hace en esta parábola es una descripción perfecta: el hombre actúa en un esquema de justicia que consiste en dar a cada uno lo que se merece por su rendimiento, mientras que Dios se mueve en otro esquema: el motor de Dios es LA JUSTICIA y eso significa tratar a todos por igual, dándole a cada uno lo que necesita para vivir con dignidad, no lo que se merece por su esfuerzo.

            Esta actitud que Jesús aplica al Padre, escandaliza terriblemente a todos los dirigentes del pueblo que sostienen que Dios les debe la salvación como recompensa por el esfuerzo que hacen en el cumplimiento de la ley y no aceptan de ninguna manera la gratuidad del amor.

            El contexto de la parábola es la discusión constante que Jesús viene manteniendo con los fariseos  y con las autoridades que sostienen una actitud excluyente con un sector de la población a quien consideran impura: pecadores, publicanos, mujeres, enfermos, paganos…

            A simple vista se percibe el problema existente en las comunidades de Mateo que provienen de judíos convertidos al cristianismo y que no acaban de desprenderse de las leyes judías que les prohíben juntarse con paganos y ahora se encuentran que pertenecen a la misma comunidad cristiana; ellos no entienden que los que acaban de entrar en la comunidad tengan los mismos derechos y la misma dignidad que aquellos que pertenecen desde siempre al pueblo elegido.

            Lógicamente, si queremos que Dios entre por nuestros esquemas y actúe como lo hacemos nosotros, la situación que plantea la parábola es una clara actitud de injusticia por parte de Dios que ha tratado a los últimos exactamente igual que a los primeros, pero si queremos obligar a que Dios entre en nuestro juego, entonces ¿Cuántos quedaríamos fuera de juego? El mundo sería propiedad, indiscutiblemente de aquellos que tienen la ley a su favor y que, sin lugar a duda serían ellos los que hacen la ley y la interpretan, con lo cual, esta tierra sería el chalet de unos cuantos. El evangelista utiliza la figura de la paga para expresar el modo de actuar Dios Padre frente a nuestra forma utilitarista y pragmática contraria a la JUSTICIA

D. Melitón Bruque Garcia
Párroco de S. José, Linares



No hay comentarios: