Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

21 de septiembre de 2014

¿Adoramos a los Santos? Parte II: “¿Venerar = Adorar = Orar?”


Teniendo en claro qué es Iconoclasia y que de esta proviene todo rechazo y antagonismo contra las imágenes de los santos y de Dios Uno y Trino, pasemos ahora a desmenuzar uno de las mayores confusiones en relación a este tema, el de igualar el Oración con la Adoración. Y es que muchos hermanos evangélicos dicen que con el hecho de postrarnos de rodillas enfrente de una estatuilla estamos, adorándola. O que ya cantándole a algún santo estamos cometiendo idolatría.  Tenemos que eliminar, de una vez por todas, la frase que provoca separación tenaz entre cristianos. Esta es: “Rezar, adorar o cantarle a algo…es lo mismo”.

Primero tenemos que diferenciar los términos. Vayamos a lo más fácil: el diccionario. Según la RAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española) ADORAR es reverenciar con sumo honor o respeto a un ser, considerándolo como cosa divina, en este caso, darle el culto debido a Dios. Por otro lado VENERAR es respetar en sumo grado a alguien por su santidad, dignidad o grandes virtudes, o algo por lo que representa o recuerda. Mientras que ORAR es la elevación de la mente a Dios para suplicarle o pedirle mercedes, agradecer o comunicarte con Dios o con los Santos. Basándonos solo en esto, ¿Por qué venerar u orar a un santo va en contra de Dios? ¿Acaso si yo venero a alguien más, por consecuencia irrefutable, dejo de adorar, o venerar, a Dios? Típico en algunas personas creer que una cosa elimina a la otra cuando se trata de algo similar.

Cuando nosotros nos remitimos a la Biblia, la adoración es distinta al rezo. Según el sagrado libro, cuando uno adora a Dios, uno debe realizar sacrificios (Éx 34,15; Dt 12, 2.13; 1 S 9,12; 1 Cr 21). En Levítico 17 se aclara que los sacrificios se debían dar mediante un sacerdote. En escritos proféticos como el de Ageo menciona “Ofrecer” (Ag 2,14) y en Sofonías dicta “Postrarse ante Dios”. También se menciona “ALABAR” y “GLORIFICAR” (Lucas 2,20-4,15). Juan es uno de los pocos apóstoles que menciona literalmente “Adorar” en el versículo Juan 4,23 cuando dice: “Pero llega la hora (ya estamos en ella) en que los adoradores verdaderos adorarán al Padre en espíritu y en VERDAD”. Este “EN VERDAD” se refiere a Cristo ya que, según Juan 14,6: “Respondió Jesús: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”.

En el caso de la oración y el rezo, la diferencia es más de mutabilidad que de significado. Orar viene de la palabra latina “Orare” y rezar viene de “Recitare”. En ambos casos, en la antigüedad, orare y recitare se usaban para el mismo fin, recitar en voz alta una oración o una defensa en un juicio. En la biblia se utiliza más el verbo “Orar”. En sí, ambos se refieren a la misma acción pero en diferentes niveles, el orar es algo mucho más profundo.  Orar, según Juan Pablo II, sería un diálogo misterioso, pero real, con Dios, un dialogo de confianza y amor. El tema de oración a los santos lo tocaremos en un post que se publicará más adelante.

Retomando, adorar implica dar un sacrificio importante a alguien que tiene la importancia divina en tu existencia. Y esta adoración no solo se aplica en una postura ante algo, sino en toda tu vida ya que, como dijo San Juan, debemos adorar en Verdad y la Verdad de Jesús, es decir, vivir como Jesús nos muestra. Cosa muy distinta es “Venerar” ya que yo puedo venerar, u honrar, a un soldado caído en la Guerra de Vietnam que dio su vida para defender un ideal.  Es que venerar es respetar y dar muestras de ese respeto a una persona que realizó alguna acción valiosa para ti. Alguien considerado como un ejemplo. Por otro lado, orar es tener una comunicación espiritual con Dios o con los Santos. Siendo para tener un momento de encuentro muy personal con Dios o para pedir alguna intercesión de algún Santo para que nos obtenga algún favor de Dios.

Pero ¿Por qué ocurre una confusión de terminología entre las palabras adorar, orar y venerar?  Hay que comprender que para el hombre la necesidad de simplificar las cosas, por motivos más que todo prácticos, es evidente. En esta necesidad empezó a confundir la palabra “parecido” con “equivalente”, y esta última con la palabra “igual”.   Algo que es parecido a otra cosa, no las hace iguales. Un ejemplo: dos por tres no es igual que tres por dos. Todos sabemos que dos por tres son seis y que tres por dos son, igualmente, seis. Pero no porque el resultado sea el mismo, los medios sean también iguales. En este caso, son equivalentes. ¿A dónde va todo esto?



Uno puede adorar a Dios mediante el canto, mediante la danza, mediante la reverencia, etc. Pero que te arrodilles hacia algo, o que muestres reverencia hacia algo, no quiere decir que lo estés adorando. Cuando yo canto el himno nacional ¿Estoy adorando a la Patria? Cuando yo me arrodillo en el confesionario ¿Estoy adorando al sacerdote? Cuando me arrodillo para adorar a Dios en frente a un jardín ¿Estoy adorando al jardín? No, porque la adoración implica alabar y glorificar al Santo entre los Santos, a Dios. Cuando orar, es una comunicación más personal, no necesariamente con Dios. Para terminar citaré una reflexión de Kimberly Hahn, apologista y autora convertida del presbiterianismo al catolicismo, que describe mejor el núcleo de la confusión mencionada por parte de los protestantes, dice así: “Los protestantes definen la adoración  en términos de cantos, alabanzas y prédica. Así que, cuando los católicos cantan a María, le hacen súplicas en oración y predican sobre ella, los protestantes interpretan que ella está siendo adorada. Pero los católicos definen adoración como el sacrificio del Cuerpo y la Sangre de Jesús, y nunca los católicos ofrecerían un sacrificio de María o para María sobre el altar.”. Continuaremos reflexionando sobre este tema en la siguiente publicación. 

http://cambioalcaminar.blogspot.com.es

No hay comentarios: