Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

29 de agosto de 2014

La Palabra de Dios diaria: Martirio de San Juan Bautista. Viernes XXI del tiempo Ordinario.



El Martirio de San Juan Bautista

Santos: San Zaqueo, laico. Beata Beatriz de Nazaret, religiosa.
Memoria (Rojo)

INCOMPRENSIÓN Y RECHAZO
JER 1, 17-19; Mc 6, 17-29
El Evangelio de san Marcos coloca en un sitio adecuado el martirio de Juan Bautista. La predicación y las acciones de Jesús han ido suscitando contratiempos y rechazo por parte de los fariseos, los herodianos y los dirigentes venidos a Galilea desde Jerusalén. La intención de quitar de en medio a Jesús parece estar tomada. El lector que sigue de corrido el Evangelio de san Marcos aprecia que Jesús está enfrentando un drama que lo va aislando cada vez más. No solo recibe la incomprensión de parte de las autoridades, sino que paulatinamente sus familiares, las multitudes y sus mismos discípulos, se escandalizan por sus exigencias. La muerte del profeta del Jordán es una advertencia colocada oportunamente en el momento que los discípulos parten en misión a los poblados de Galilea. El éxito y la buena acogida de su propuesta no están asegurados. Así como Herodes juzgó insoportable la predicación de Juan, numerosas personas podrían desoír el anuncio de los discípulos de Jesús.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Sal 118, 46-47)
Sin temor alguno he expuesto tu ley ante los reyes y he repetido tus preceptos porque en verdad los amo.

ORACIÓN COLECTA
Dios nuestro, tú que quisiste que san Juan Bautista fuera el Precursor del nacimiento y de la muerte de tu Hijo, concédenos que, así como él dio la vida como testigo de la verdad y la justicia, también nosotros luchemos con valentía en la afirmación de tu verdad. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA
Predicamos a Cristo crucificado, escándalo para los hombres, pero sabiduría de Dios para los llamados.

 LECTURA JER 1, 17-19
Del Libro de Jeremías.
La palabra del Señor llegó a mí en estos términos: Cíñete la cintura, levántate y diles todo lo que yo te ordene. No te dejes intimidar por ellos, no sea que te intimide yo delante de ellos. Mira que hoy hago de ti una plaza fuerte, una columna de hierro, una muralla de bronce, frente a todo el país: frente a los reyes de Judá y a sus jefes, a sus sacerdotes y al pueblo del país. Ellos combatirán contra ti, pero no te derrotarán, porque yo estoy contigo para librarte -oráculo del Señor-.
Palabra de Dios. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Comentario:
¿De dónde viene la fuerza invencible del profeta? Su temperamento apacible y sorprendentemente sensible, no lo invita a ser profeta en una sociedad decadente, imbuida de sus ilusiones y de sus seguridades. Al profeta se le da la difícil misión de denunciar la iniquidad, aunque esto deba hacerse frente a reyes y poderosos. En todo momento, el Señor estará con él y el profeta está invadido de la convicción de que en el combate incesante que deberá llevar adelante, la fuerza divina no le faltará jamás. Esta fuerza la sacará de la comunión personal con el Señor, quien llama a una vida gloriosa, simplemente porque su amor se derrocha sobre todos los hombres y mujeres de la tierra.

Del salmo 32 R/. El amor del Señor llena la tierra.
Que los justos aclamen al Señor; es propio de los justos alabarlo. Demos gracias a Dios al son del arpa, que la lira acompañe nuestros cantos. R/. 
Sincera es la palabra del Señor y todas sus acciones son leales. Él ama la justicia y el derecho, la tierra llena está de sus bondades. R/.
Frustra el Señor los planes de los pueblos y hace que se malogren sus designios. Los proyectos de Dios duran por siempre, los planes de su amor, todos los siglos. R/.

ACLAMACIÓN (Mt 5, 1o) R/. Aleluya, aleluya.
Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos, dice el Señor. R/.

Quiero que me des ahora mismo, en una charola, la cabeza de Juan el Bautista.

Del santo Evangelio según san Marcos: 6, 17-29
En aquel tiempo, Herodes había mandado apresar a Juan el Bautista y lo había metido y encadenado en la cárcel. Herodes se había casado con Herodías, esposa de su hermano Filipo, y Juan le decía: "No te está permitido tener por mujer a la esposa de tu hermano". Por eso Herodes lo mandó encarcelar. Herodías sentía por ello gran rencor contra Juan y quería quitarle la vida, pero no sabía cómo, porque Herodes miraba con respeto a Juan, pues sabía que era un hombre recto y santo, y lo tenía custodiado. Cuando lo oía hablar, quedaba desconcertado, pero le gustaba escucharlo.
La ocasión llegó cuando Herodes dio un banquete a su corte, a sus oficiales y a la gente principal de Galilea, con motivo de su cumpleaños. La hija de Herodías bailó durante la fiesta y su baile les gustó mucho a Herodes y a sus invitados. El rey le dijo entonces a la joven: "Pídeme lo que quieras y yo te lo daré". Y le juró varias veces: "Te daré lo que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino".
Ella fue a preguntarle a su madre: "¿Qué le pido?". Su madre le contestó: "La cabeza de Juan el Bautista". Volvió ella inmediatamente junto al rey y le dijo: "Quiero que me des ahora mismo, en una charola, la cabeza de Juan el Bautista".
El rey se puso muy triste, pero debido a su juramento y a los convidados, no quiso desairar a la joven, y enseguida mandó a un verdugo que trajera la cabeza de Juan. El verdugo fue, lo decapitó en la cárcel, trajo la cabeza en una charola, se la entregó a la joven y ella se la entregó a su madre.
Al enterarse de esto, los discípulos de Juan fueron a recoger el cadáver y lo sepultaron.
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Comentario:
Con matices tomados del libro de Ester, Marcos evoca la suntuosidad y la lujuria de las cortes orientales. Juan muere, así, pobre y oprimido, víctima del capricho y la arbitrariedad de los poderosos, víctima de la prioridad del instinto sobre lo espiritual y el respeto a la dignidad humana. Desde entonces, la historia no ha cambiado mucho. Pero, entretanto Cristo ha venido a revelar el sentido de este sufrimiento. Esta confrontación entre Juan y Herodes no ha terminado: los justos son siempre una molestia para los poderosos sin escrúpulos. Juan hizo ver que él no estaba atado a ningún pacto, a nada que lo mantuviera en el poder, ni siquiera que lo mantuviera con vida. Así Juan demostró ser más libre que Herodes.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Por estos dones que te presentamos, concédenos, Señor, seguir rectamente tus caminos, como enseñó san Juan Bautista, la voz que clama en el desierto, y confirmó valerosamente derramando su sangre. Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, Señor nuestro.
Porque en la persona de su Precursor, Juan el Bautista, alabamos tu magnificencia, ya que lo consagraste con el más grande honor entre todos los nacidos de mujer.
Al que fuera, en su nacimiento, ocasión de gran júbilo, y aun antes de nacer saltara de gozo ante la llegada de la salvación humana, le fue dado, sólo a él entre todos los profetas, presentar al Cordero que quita el pecado del mundo.
Y en favor de quienes habrían de ser santificados, lavó en agua viva al mismo autor del bautismo, y mereció ofrecerle el supremo testimonio de su sangre. Por eso, unidos a los ángeles, te alabamos continuamente en la tierra, proclamando tu grandeza sin cesar: Santo, Santo, Santo...

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. Jn 3, 27. 30)
Refiriéndose a Jesús, Juan Bautista decía a sus discípulos: Es necesario que Él crezca y que yo venga a menos.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Al celebrar el martirio de san Juan Bautista, concédenos, Señor, venerar el misterio de los sacramentos de salvación que hemos recibido y alegrarnos por sus frutos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

No hay comentarios: