Hola amigos, bienvenidos a este sitio que solo busca compartir todo aquello que llega a mi buzón, y nos ayuda a crecer en nuestra fe católica..
(casi todo es sacado de la red)

Si alguien comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia o que se retire, por favor, que me lo comunique y lo hago inmediatamente. Gracias.

Espero que os sirva de ayuda y comenteis si os parece bien...


Gracias


Maria Beatriz.



SI AL CRUCIFIJO Tu quita un Crucifijo y nosotros pondremos mil

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados
En este blog rezamos por todos los cristianos perseguidos y asesinados

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO

NOTICIAS SOBRE S.S. FRANCISCO
NOTICIAS SOBRE S.S.FRANCISCO

Hemos vuelto

Queridos hermanos en Cristo. Tras algunos años de ausencia por motivos personales. A día de hoy 23/04/2017, con la ayuda de Dios Nuestro Señor retomamos el camino que empezamos hace ya algún tiempo. Poco a poco nos iremos poniendo al día, y trataremos de volver a ganarnos vuestra confianza.

Gracias de antemano y tenednos paciencia.
Dios os guarde a todos y muchas gracias a los que a pesar de todos habéis permanecido fieles a este blog, que con tanto cariño y tanta ilusión comenzó su andadura allá por el año 2009

Dios os bendiga y os guarde a todos.

25 de agosto de 2014

Hagamos la revolución del amor

En la historia de la humanidad ha habido muchas revoluciones. Ninguna es tan importante como la revolución del amor que se basa en la fraternidad, en el saber pensar en el otro.

Cuando estuve en la India, hace muchos años, una de nuestras hermanas me contó lo que habían iniciado para combatir el hambre existente en el lugar: Entregaban una cabra a una familia cuando ésta tenía una cría se la debía entregar a las hermanas y cuando estaba crecida, ellas la entregaban a otra familia. De este modo ellos no acaparaban para enriquecerse sino que tenían que pensar en sus hermanos que sufrían el hambre que a ellos mismos les había acosado. De este modo sacaron de la miseria a varias familias. Nadie podía ser egoísta porque entonces se rompía la cadena de la solidaridad y se evitaba el egoísmo tan propio del ser humano.


Nadie era rico en aquel poblado pero todos aprendieron lo que significaba compartir, el pensar en el otro en vez de acaparar para si. Continuaban siendo pobres pero tenían de que alimentar a sus hijos con la leche de sus cabras, porque, claro, las cabras tuvieron más de una cría y con su rebañito podían hacer quesos que vendían a otros poblados.

El dar enriquece, el acaparar empobrece. Lástima que nos cuesta tanto que esto penetre en nuestro corazón. Hagamos la revolución del amor al prójimo que es la revolución del amor a Dios.


No hay comentarios: